Ocio

Gabriel Córdoba: “Ahora es momento para hacer humor con el coronavirus”

0

El noveno cómico del cybershow es un maestro de la comedia. Gabriel Córdoba es un hombre que lleva en los escenarios desde 1994 cuando estrenó Edipo Rey en su pueblo de Murcia. Ahora, en Barcelona, sigue ligado al mundo del espectáculo haciendo monólogos como por ejemplo “Gabriel Córdoba, Superstar” o “Conflictos y Sinflictos”.

Otra de sus facetas más reconocidas es la de ser maestro de algunos cómicos que han llegado a dedicarse de lleno a la comedia. En nuestro cybershow, tenemos cuatro ejemplos (Raquel Hervás, Borja Nicolau, Charlie Pee y Guillem Estadella han pasado por su academia, la Stand Up Academy Barcelona).

Además, ha escrito dos libros dónde te enseña con pequeñas pautas a hacer un monólogo (“El arte de los monólogos cómicos” y “La práctica de los monólogos cómicos”).

Estamos hablando de un cómico muy implicado con la lucha de los derechos LGTBI, usando el humor para presumir orgulloso de su homosexualidad. Hablaremos con él de cómo está pasando está cuarentena y que consejos nos puede dar para hacer humor con el coronavirus en el futuro.


Parecía que esta iba a ser la última semana del confinamient, pero nos toca seguir más tiempo en casa. ¿Cómo lo has encajado?

Como la mierda. Estaba haciendo planes cómo cerrar bolos, preparar clases o planificar viajes y ahora estamos en el limbo. Lo peor del ser humano no es el enclaustramiento, sino no saber cuántos días más nos quedan.

Tú empezaste como actor en 1994 en tu Murcia natal y ahora estás viviendo en Barcelona. ¿Por qué decidiste trasladarte a la capital catalana?

Sí, soy murciano, nadie es perfecto. Vine a Barcelona porque me ofrecieron hacer un musical y yo por salir del pueblo hubiera aceptado hacer de árbol en una función escolar. Al final no se hizo el musical, pero decidí quedarme de todas formas.

Otra de tus facetas es la de profesor de monólogos. ¿Cómo te dio por enseñar a hacerlos?

Me lo ofrecieron. Llevaba seis años haciendo bolos por todo el país y me propusieron dar unas pequeñas clases básicas para hacer monólogos con cómicos amateurs. Desde entonces han pasado casi 13 años y más de 2000 alumnos por la academia. Estoy muy satisfecho por ello.

¿Qué valoración haces de tus alumnos?

He tenido mucha suerte con ellos. En la Stand Up Academy Barcelona he tenido gente como Pepi Labrador, Dianela Padrón, Ángel Del Moral, Tian Lara… que han sido alumnos con mucho talento y que han trabajado mucho. El mérito es de ellos, ya que si no escriben, no van a micros abiertos y no siguen las indicaciones que les doy es muy difícil que triunfen. Yo San Gabriel no soy.

¿Ves futuros cómicos en los shows que hacen en los balcones estos días?

En mi barrio no. Vivo en uno tan aburrido que un vecino se animó a hacer un “veo, veo” y nadie le siguió. Luego soy fan de otro que cuando se hacen los aplausos de las 20h se lo toma como si fueran para él. Pero en el resto de vecindarios, hay shows buenísimos.

¿Hasta cuándo recomiendas hacer gags sobre el coronavirus?

Es necesario ahora. Si tú entras en los perfiles de todos los cómicos, verás que todos hablan del coronavirus, porque estamos obligados a escribir sobre la actualidad y porque algunos escriben para otros cómicos, muy ligados a la actualidad también. Pero en un escenario hacemos humor para un público virgen, es decir, gente que solo ve monólogos una vez al año, quizás, y quieren oír hablar de otros temas. La actualidad nos obliga a hablar de esto y cuando nos liberen y podamos subir a escenarios seguro que habrá shows post apocalípticos, pero los dos primeros meses tendrá gracia, cuando pase, por ejemplo, un año, ya habrá caducado. Además, la gente en 2021 ya no querrá oír hablar del coronavirus, querrá oír otras cosas. Esto durará lo que tenga que durar.

¿Qué anécdota recuerdas subido en un escenario?

Recuerdo una entrevista que me hicieron en TV3 en el que un colaborador tenía la manía de saludar siempre con un “buenas tardes, señora” y cuando me lo dijo a mí se quedó preocupado porque creyó que me había ofendido porque soy gay y pensó que fue un comentario inapropiado para mí. Yo me lo tomé a risa. Luego, en otro bolo, me pasó que al acabar vino hacia mí uno del público y me dijo señalándome con el dedo “tú eres maricón pero eres muy listo”. Pensó que los gays somos idiotas, pero conmigo su teoría se fue al garete. Eso me hizo mucha gracia.

¿Qué gag nos harías para amenizar la cuarentena?

Pues te puedo hacer uno que dice que ahora que estamos en esta crisis sanitaria, cuando toso en mi casa se forma un silencio y una tensión brutal. Luego recuerdo que vivo solo y es normal que haya silencio

Test confinamiento

¿Qué echas de menos de salir a la calle?

No te lo puedo decir, es horario protegido, pero te lo puedes imaginar.

¿Con quién lo estás pasando?

Con mis libros y skype.

¿Has empezado un nuevo hobbie?

No, pero pensé en hacer puzzles. No lo he hecho para conservar mi dignidad.

¿Qué fue lo primero que compraste en el super?

Pizzas congeladas.

¿Has empezado una nueva serie?

Castle Rock

¿En qué inviertes las 24 horas que te toca pasar en casa?

Los fines de semana los invierto en hacer videollamadas a mis amigos y leyendo. Entre semana, sigo haciendo lo que hacía antes.

Gabriel Corominas
Redactor de Deportes. Mi especialidad: futbol y motor. En mis ratos libres hago carreras populares y maratones. También soy locutor de radio

    Sigue en directo las actuaciones de Daft Punk, Kaskade y Marshmello

    Publicación anterior

    Cate Blanchett aterriza en HBO siendo Mrs. America en abril

    Siguiente publicación

    Puede interesarte

    Comentarios

    No se permite comentar.

    Más sobre Ocio