Tendencias

Cuatro técnicas de relajación y mindfullness para mantener la calma

0

El trabajo, la familia, los recados, los compromisos sociales… Octubre reaviva la rutina y con el curso ya más que empezado, volvemos otra vez a vivir en un constante estado de aceleramiento y estrés, lo que puede llegar a generar problemas como ansiedad o insomnio.

Y es que, si existe algo más que debes mantener en buen estado de salud, además del cuerpo, es la mente. Por ello, los expertos del Club Metropolitan han elaborado este listado con las mejores clases en las que poner en práctica el mindfullness y la relajación. El Mindfulness es una corriente que utiliza técnicas de concentración y meditación básicas para respirar mejor, relajarnos y encontrar el equilibro.

1.    YOGA

Siempre se ha señalado el yoga como una de las actividades que aportan un mayor bienestar, sobre todo porque ayudan a relajar el sistema nervioso y a reducir el estrés. Gracias a esta disciplina, se trabajan ejercicios de relajación y respiración para conseguir el equilibrio perfecto entre cuerpo y mente. Para ponerlo en práctica, solo necesitas una esterilla y concentrarte al máximo a la hora de realizar las clases ya que es una práctica que no solo te beneficia por fuera, sino también por dentro. Con la práctica del yoga, aumentas flexibilidad corporal, ganas fuerza muscular, mejoras la movilidad de músculos y articulaciones y trabajas el equilibrio de todo el cuerpo. Además, su práctica se combina con ejercicios permanentes de respiración, hecho que aporta grandes beneficios frente al estrés, pues reduce el ritmo cardíaco y relaja el organismo, facilitando de esta manera calma mental, una mejora en el descanso y una mayor concentración.

2.    MEDITACIÓN

La meditación puede ser una gran aliada para calmar el ruido mental y alcanzar un estado de bienestar y equilibrio emocional. Esta práctica ancestral también presenta beneficios muy notorios como, por ejemplo, la reducción de la ansiedad y el estrés. Asimismo, su práctica diaria ayuda a mejorar el estado de ánimo, a descansar mejor y a relajar la mente, además de rebajar la tensión muscular y mejora la salud en general, entre otras muchas ventajas. Puedes practicar ejercicios de meditación en casa y a diario, solo debes hacerlo en un lugar tranquilo y no necesitas más que una silla o una esterilla y un cojín, si prefieres realizar la práctica en el suelo.

3.    ESTIRAMIENTOS O STRETCHING

Los ejercicios de estiramiento muscular deberían formar parte de nuestros hábitos diarios. Son tan importantes como una buena sesión de entrenamiento físico y su práctica es fundamental para la movilidad corporal, la salud muscular y de las articulaciones, así como para evitar lesiones. Hacer estiramientos ayuda a relajar los músculos tensos que produce el ritmo frenético del día a día, ya que reducen los niveles de cortisol, la hormona del estrés. Realizar diferentes estiramientos a diario es primordial para calmar la mente y disfrutar del bienestar.

4.    PILATES

Este método está basado en diferentes disciplinas como el yoga o la gimnasia. Durante su práctica, se trabaja sobre todo el desarrollo de los músculos internos que ayuda a mantener el equilibrio corporal y fortalece la columna vertebral. Integrando la práctica de Pilates en tus rutinas de entrenamiento, además de mejorar la postura corporal y reafirmar diferentes grupos musculares, puedes llegar a conseguir un cuerpo fuerte, flexible, armonioso y saludable. Además, en el plano emocional, el método Pilates es realmente beneficioso para alcanzar conciencia corporal, eliminar el ruido mental y deshacer bloqueos o tensiones acumuladas en el inconsciente.

Nota de Prensa
Este artículo ha sido facilitado por una agencia.

    Comentarios

    Los comentarios están cerrados.

    Iniciar sesión Registrarse