“Blanco de verano” cautiva a Barcelona

La octava edición de la Americana Film Fest, el festival de cine indie norteamericano, se ha consagrado en una necesitada cita cinematográfica en Barcelona una edición más y se ha extendido a la capital española. Una edición que a pesar de la pandemia ha podido abrir las salas Phenomena, Zumzeig, Cinemes Girona, Círculo de Bellas Artes y Filmin una vez más.

Para cerrar la edición la organización ha hecho público las cintas galardonadas con el reconocimiento del público, la crítica y los expertos. Para empezar el Premio del jurado joven de La Casa del Cine ha recaído a la obra de Rodrigo Ruiz Patterson, Blanco de verano.

Los críticos (ACCEC) han dado una mención a la cinta Sweet Thing de Alexandre Rockwell, “por su cuidada puesta en escena que sabe reflejar una historia cruda pero a la vez muy humana, apoyada en unas interpretaciones de una gran naturalidad“.

La que se ha llevado el reconocimiento ha sido Shiva Baby de Emma Seligman, “por la frescura de sus interpretaciones, el ritmo de la narración y su habilidad para reflexionar desde el humor sobre las estructuras familiares“.

Momento del nombramiento de la victoria de Shiva Baby. Imagen de Americana Film Fest

Respecto al premio del público, según los votos de los espectadores de Filmin, el premio del público de la sección Discoveries es para el documental Satan & Adam de V. Scott Balcerek.

El premio del público de las secciones de cortometrajes (Shorts 1 y Shorts 2) ha sido para la cinta de animación Hudson Geese de Bernardo Britto.

Finalmente, el premio del público de las Secciones Oficiales del festival (Tops, Next y Docs) ha sido para la película Bienvenidos a Chechenia de David France.