Sergio Chaves: “Hago lo mismo, solo que mi cara ha salido a la tele”

Última actualización:

Al ser un artista emergente, ¿Cómo presentarías a Sergio Chaves?
Pues soy un chaval que vive en un barrio obrero en El Puerto de Santa María y simplemente hace lo que le gusta, la música. Estoy trabajando muy muy muy duro para hacer lo que me gusta y también para reivindicar que en los barrios de gente obrera sabemos hacer cosas diferentes en el mundo del arte. Quiero que se me recuerde por lo que soy, un portuense más que solamente está cumpliendo un sueño.

¿Qué se siente al sacar un single de casi un año de trabajo?
Es como si fuese un parto. Es una historia que quería contar, privada, que no la hice con ningún fin de que la gente la escuchara ni mucho menos, simplemente con un fin personal. En el momento que sueltas esa canción, al final deja de ser tuya, consideraría incluso que deja de ser tu propia historia, es un poco mágico y raro, hasta me atrevería a decir un poco cruel.

¿Qué nos quieres contar con este tema?
Realmente es una canción que se la hice a una persona muy importante para mí, en ese momento estaba conociendo a esa persona y a uno le da un poco de miedo y le da vértigo mostrar sus fantasmas, sus cosas negativas. Es una forma de decirle a una persona y sobre todo a uno mismo que no existe un plan perfecto, que no va a encontrar una persona perfecta y que me acepte tal y como soy.

“Es una historia que quería contar, privada”

¿Sergio Chaves tiene un plan perfecto en el mundo de la música?
Soy una persona que le gusta marcarse objetivos reales porque me ayuda a que cada objetivo que me voy marcando, lo haga lo mejor posible. Por ejemplo, me parece muy irreal que yo diga que de aquí a un mes quiera llenar el Palacio de los Deportes, pero si me parece muy real que de aquí a dentro de muy poco tiempo la gente tenga nuevo material, por eso mi plan perfecto es tratar de hacer las cosas lo mejor posible.

¿Cómo ha sido la experiencia de grabar por primera vez un videoclip y en tu ciudad natal?
Para mí era muy importante que mi primer trabajo grande, tanto musical como audiovisual, en este caso, se viera reflejada la ciudad donde vivo. He elegido tres localizaciones que para mí son muy importantes: el Monasterio de la Victoria que es donde salimos con la banda, ese sitio me ha visto crecer; la Playa de La Calita es la parte donde salgo con Anita Pérez que es la actriz, es un sitio que me da mucha calma; y El Rincón de la Luna, es un local donde hay un movimiento artístico muy importante y es la escena donde salgo proyectando en la pared los recuerdos.

¿De dónde surge la influencia musical que plasmas en tu música?
Yo desde pequeño mi música ha sido influida por Pereza, El Canto del Loco, Fito & Fitipaldis, Dani Martín, Leiva, pero mi objetivo no es parecerme a nivel melódico a nadie, sino, sacar mi propio estilo. Yo no me considero un artista de pop ni de flamenco ni de metal, yo me considero, aunque la palabra pueda venir un poco grande, compositor. La senda que está siguiendo Dani Fernández es el camino que me gustaría llevar al grosso, pero me encantaría combinar diferentes estilos.

¿Cómo son tus inicios en la música?
A mi padre de siempre le ha gustado cantar, siempre de forma amateur, nada profesional, y desde pequeño me ha llamado mucho la atención todo lo que tiene que ver con la música. A los 15-16 años cogí una guitarra que había por casa, usé internet y me puse a tocar la guitarra de forma independiente. Hice mi primera banda, hice mis primeros conciertos, hasta que me dio la necesidad de componer y de escribir historias y hasta el día de hoy, hasta lo que estamos haciendo.