Libros

Dani de la Orden: “Me hubiera gustado hablar sobre las inseguridades”

0

Darse un tiempo (y otras mentiras) es el debut literario del director de Élite o las aplaudidas “Barcelona noche de verano” y “Barcelona noche de invierno”. Dani de la Orden se estrena con una ácida comedia sobre lo que significa darse un tiempo en una relación aparentemente funcional.

¿Hablar con un director de cine sobre literatura tiene tela, eh?
Imagínate yo cómo estoy yo (Ríe). Yo lo estoy más, porque es raro para mí escribir un libro, me he metido solo porque me apetecía, no ha sido un encargo.

¿Cómo valoras el libro “Darse un tiempo (Y otras mentiras)”?
Todavía no lo sé, he recibido pocas opiniones más allá del equipo interno de la editorial. A nivel personal bien, porque me apetecía escribir sobre comportamientos tóxicos en las relaciones de pareja, pero sin parecer un libro “malrollero” y que tuviera luz, mucha comedia y por supuesto hablar de la comedia romántica.

Escribir sin pensar en cómo se va a rodar esto, en como se va a producir, así que al final no sé si decirte que la novela tiene esto más personal (o no). Tampoco necesitaba hacer terapia, pero de alguna forma ha sido personal, bonito y me apetecía hacerlo.

¿Y cómo te sientes sacar un libro?
Bien, supongo, no hago un ejercicio de sentirme orgulloso de mis trabajos. Creo que podría estarlo y sería guay, pero mentalmente ya estoy en otras cosas.

¿Qué pregunta no te han hecho hoy sobre el libro?
Más allá de la comedia y la historia obvia, quería explicar cuál era la patología del protagonista que quería contar. Supongo que es lo que me hubiera gustado contar, hablar sobre las inseguridades y lo que pueden provocar tenerlas, en este caso masculinas, porque el protagonista es un tío.

Y creo que sería bueno hablar de este “tío” que se mete mucha caña, que no está nada contento con lo que hace y en vez de hacer terapia él solo, no puede evitar salir de un bucle emocional de estímulos. Porque es lo que le da la seguridad de que él vale, como pareja, amigo…

Tampoco me han preguntado el porqué del título, “¿por qué es una mentira?”, por qué una frase como esta esconde un gran desastre para el protagonista. No hablo en general, no digo yo y quitarles a esas parejas que se están tomando un tiempo, pero en general qué implica darse un tiempo.

Es una especie de RESET que cuando no apuestas por alguien o no tienes una dinámica de caer en la monotonía como algo bueno, salimos a buscar esos primeros actos de película del primer encuentro.
“Darse un tiempo” es una forma de volver a la casilla de entrada, empezarlo todo, y volvernos a caer en el primer estímulo.

¿Cómo has llegado a relatar emociones muy fuertes que vive tu personaje en algunos momentos de la trama?
Creo que son pensamientos que de forma sutil o no, los he llegado a tener en la cabeza. Si me meto a escribir sin ser escritor y sin pretender serlo, qué menos que escribir algo que conozca bien, al menos por la poca habilidad del mundo de la escritura.

Pero en cambio eres un buen director que ha hecho grandes historias y no sé tú, pero me ha parecido ver una película mientras iba leyendo.

Es otro tema, ha habido dos o tres productores que ya me han preguntado sobre los derechos del libro, pero no son míos. Ha habido varios productores que ven con esta historia un largometraje, una serie, pero no es algo seguro ni quiero comerme la cabeza.

Sobre lo que hablas de las emociones, al final son pensamientos. Me cuesta muy poco hablar de mis emociones con mis colegas, para nada el prototipo de hermético emocional, soy todo lo contrario. Tiendo a querer explicar-me y es algo que en la vida real suceda mucho, pero en la literatura juegan en un amor pasional, prohibido, un Romeo a Julieta actual multiplicado por “un malote”.

Me interesaba escribir una historia de un tío que quería estar con alguien, él quiere querer, no quiere ser un pendón, todo lo contrario. Va a una búsqueda constante de aprobación y el querer estar con alguien. Lo único es que el principal enemigo es él mismo y por eso boicotea todas las relaciones porque tiene que aprender a estar solo sobre todo. Y en casi todas las comedias románticas los problemas son causados por agentes externos.

Las novelas juveniles que me gustan mucho, pero los conflictos son externos, en este caso viene con un conflicto interno de inseguridad, de no saber estar solo, de aceptarse y lo gestiona enamorándose.

“Las relaciones es algo que David no sabe valorar”

Me parece muy interesante porque vistes el cine como protagonista por ser la “demencia” de David, el protagonista, pero sin embargo es una aparición superficial.

De hecho el cine está puesto como que le mola, pero si quitas el cine de la historia funcionaría igual. Si me molasen las plantas hablaría de ellas de la misma forma. El cine está puesto porque me mola el cine y sobre todo hablar de las películas románticas, pero no es una herramienta imprescindible para la historia.

¡SPOILER ALERT! Las relaciones es algo que David no sabe valorar, porque cree que la aprobación y valorar provienen de querer a alguien. Y no se da cuenta de que no ha sobrevivido por las movidas, sino por los colegas y es muy guay que de repente una historia romántica acabe con una declaración de amor final a la amistad. Y me pareció brutal que ni el propio lector se diese cuenta, porque está absorbido por los pensamientos de David. Llegué a este final inconscientemente, iba escribiendo y no pensé jamás en hablar de los colegas.

Man Hoh Tang Serradell
Soy el Director de la Revista YOUNG España, conductor televisivo en FibracatTV. Me gusta escribir, informar y opinar sobre política internacional gracias a mis estudios en Ciencias Políticas en la Universidad de Barcelona.

Capítulo 5 – Saúl

Artículo anterior

Shinova: ““La buena suerte” nos ha dado muchas alegrías”

Artículo siguiente

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Libros