Ocio

Próxima parada: la cultura es segura

0

Que la cultura es uno de los sectores más castigados por la pandemia es una noticia que a estas alturas ya no sorprende a nadie. Estamos hablando de todos los artistas, actores, cantantes, músicos, dibujantes… que durante la cuarentena nos hicieron más amena la estancia en nuestras casas en los primeros meses de confinamiento. Una vez se permitió la reapertura de cines, teatros y otros centros culturales, se encargaron de tomar todas las medidas de seguridad que la actualidad nos exige cumplir (distancia de seguridad, gel hidroalcohólico, toma de datos para futuros rastreos). Todo eso con un aforo del 30 o el 50% de la capacidad total. Justo cuando se les había considerado bien común, llega un nuevo cierre de teatros y cines en Catalunya, una medida impuesta por la Generalitat junto al toque de queda, obligando a muchos artistas a cancelar su gira o aplazar estrenos que estaban previstos en para el mes de noviembre.

Uno de los afectados es Guillem Estadella, que iba a estrenar su nuevo espectáculo Quin pollastre en la Sala Barts de Barcelona el próximo 12 de noviembre y que, evidentemente, ha tenido que aplazar hasta nueva orden. Lejos de quedarse con los brazos cruzados, el cómico catalán ha decidido reivindicar su sector con una protesta muy original: estrenar su show en un tren de Rodalies. El joven natural de Cunit se subirá al tren de la R2 sud el miércoles 4 de noviembre a las 10:13 de la mañana en su pueblo natal e irá hacia la estación de Barcelona-Sants.

En declaraciones a Young, Estadella asegura que con esta protesta busca dejar en evidencia que no tiene sentido que se clausuren los teatros mientras los trenes y metros de nuestro país están a rebosar y, además, quiere pedir más implicación por parte de las altas esferas para promocionar la cultura, más allá de hacerse fotos con los actores o acudir a galas como los Goya. Cabe añadir que octubre fue el primer mes sin un solo bolo para el joven humorista en mucho tiempo, eso sí, la cuota de autónomo no ha fallado a final de mes.

¿Y cómo nació esta idea? Pues el autor de esta curiosa protesta es Aleix Figueras, miembro del equipo de Guillem Estadella, que cuando salió la norma del cierre de teatros el pasado 29 de octubre, se reunieron ellos dos con su agencia MPC Management y, como el que no quiere la cosa, propuso estrenar el monólogo dentro de un tren de Renfe. Idea que, como era de esperar, fue aceptada.

No se garantiza que la obra salga adelante, ya que hay que tener en cuenta posibles hándicaps, como por ejemplo que el tren llegue con retraso, se averie o que algún miembro de seguridad los expulse del convoy, pero para ellos eso no es lo importante, porque el hecho de tirar adelante esta idea ya se ha conseguido el objetivo principal que es hacer visible la protesta.

Sea como sea, está claro que el sector de la cultura empieza a hartarse de estas medidas abusivas contra ellos. Porque siempre han sido los primeros de los que no se ha dudado prescindir cuando la situación ha empeorado, por mucho que se hayan esforzado para hacer la cultura segura. Y por qué no decirlo: es mejor protestar así que lanzando piedras y quemar comercios. Por lo menos con la forma que nos ofrece Guillem podremos reírnos. No se queden sin su entrada, es tan fácil como tener un billete de tren a mano.

Imagen
Gabriel Corominas
Redactor de Deportes. Mi especialidad: futbol y motor. En mis ratos libres hago carreras populares y maratones. También soy locutor de radio

    Comentarios

    Los comentarios están cerrados.

    Iniciar sesión Registrarse