YOUNG España

Siberia: Acción pasada por nieve

Keanu Reeves es una estrella. Le pese a quien le pese. No se puede negar a estas alturas. Y digo más, es una estrella resucitada. Resurección por méritos propios. No olvidemos que la mera presencia de una persona como Reeves en medio de la industria hollywoodiense se puede considerar como una “rara avis”.

No se comporta como las estrellas como nos han obligado a entender. No tiene su misma visión del cine y, seguramente, de la vida. Sus papeles suelen ser presencias hieráticas. A muchos no les parece una forma de actuación. A otros si. Igualmente, es indiscutible que este “método” le ha sentado como un guante en sus dos sagas más prolificas: “Matrix” y “John Wick”.

Quizá Siberia pasará más desapercibida dentro de su filmografía. La nueva película de Matthew Ross se mueve en terrenos muy cómodos. Terrenos que nos suenan de antes. Con sus giros de guión añejos que no agradarán al cinéfilo medio pero si lo hará a cualquier espectador que le gusten películas de superheroes.

Despues de unos títulos de créditos muy vistosos la trama se va estructurándo según unos personajes que a veces parecen tener tintes existencialistas. Algo que se agradece. Con correctas escenas de acción para satisfacer el paladar del amante del género. Siempre bajo la mirada del Buster Keaton del cine de acción.

Mientras esperamos, con muchas muchas muchas ganas lo que parece ser el punto final a la saga de John Wick, llamada John Wick: Parabellum, Keanu Reeves nos sirve este gazpacho fresquito que viene muy bien para el verano.

 

 

 

 

 

 

Agregar comentario

  • Responsable YOUNG España
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://revistayoung.es/aviso-legal/.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deva H. Reyes

Amante y estudioso del cine con todas sus consecuencias.

Sucríbete