YOUNG España

Españolizar: el eterno y decrépito sueño del PP

El PP se plantea estos días imponer la educación en castellano en Catalunya, a través de un cambio en la inscripción aprovechando que no hay gobierno autonómico y que sigue en marcha el 155.

Corría el año 2012, concretamente el 10 de octubre cuando el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, soltó esa grase que a muchos embriagó: “Nuestro deseo es españolizar a los niños catalanes”.

6 años después, con el artículo 155 en marcha tras todo lo que ha acontecido en el panorama político, el PP, recupera esta máxima del que fuese el peor ministro de educación jamás fichado, para hacer campaña de acoso y derribo contra el modelo educativo y lingüístico catalán, aprovechándose de la situación extraordinaria que se vive.

Después de todo lo que estamos viviendo, del caos del 1-O y todas las consecuencias ¿Solo se les ocurre meterse con el modelo lingüístico y educativo de Cataluña? ¿En Serio? Tengo la sensación que estamos empezando a acostumbrarnos a este ridículo permanente y este conflicto incesante que no traerá más que problemas.

Abusar del 155

Embed from Getty Images

El artículo 155, no es la panacea, esto lo sabemos todos. La polémica que generó su aplicación no fue poca, y parece que en el gabinete de La Moncloa, eso no importa. El gobierno de Mariano Rajoy, en lugar de buscar una situación más “plácida” más política… incluso diplomática, parece que quiere buscar el conflicto, ya que sabe que saldrá ganando, y para eso, lo mejor es enfrentar a los ciudadanos, y a la vez enmerdarlo todo.

Catalunya lleva meses sin gobierno, con políticos haciendo el ridículo en todos lados y además con una situación poco estable para los que cada día levantan una persiana. En vista de todo esto, el gobierno de España, debería buscar la manera de poder empezar a rebajar la inestabilidad y la tensión, en lugar de incrementarla.

Las declaraciones de los diferentes ministros sobre la educación catalana, sobre como harán encajar el castellano… todo sin tener en cuenta nada y por la fuerza, demuestra que están aún en ese 2012 con su mayoría absoluta, y por tanto, que no se han dado cuenta que la realidad es muy distinta. Abusar del 155 para todas estas atrocidades que quieren hacer no solo es un error, es un abuso de poder como jamás hemos visto y a la vez demuestra la poca voluntad que tienen tanto desde el gobierno, como desde el propio Partido Popular.

Nacionalismo para frenar al nacionalismo

Que en Catalunya las posturas nacionalistas están siendo mayoritarias, es una realidad, ahora bien, que desde el gobierno del estado se están haciendo cosas mal, también. La receta que el Partido Popular dice tener para el “asunto catalán” no es más que nacionalismo para combatir al nacionalismo, es decir, nacionalismo español para combatir- o al menos intentarlo- al nacionalismo catalán, y ahí está la base principal de la cuestión, gasolina para apagar un fuego vivo.

Como si de pirómanos se tratase, añaden más ganas de conflicto, en otro intento más de españolizar tanto el modelo educativo como a los propios niños, y eso sinceramente, es de todo menos democrático. Primero, porque si yo desde Barcelona escribo este y todos los artículos que ustedes leen en castellano, es porque durante mi etapa educativa, se me ha enseñado tanto el Catalán, como el Castellano, incluso se me ha dado la oportunidad de poder estudiar una lengua extranjera, por tanto, la voluntad de españolizar, no es más que la estrategia burda, cutre, antigua y fascistodie de recuperar aquello tan oscuro del “España una, no cincuenta y una”. Volver atrás a base de naftalina y nacionalismo español, para afrontar algo tan serio como el futuro de este país y la convivencia del mismo.

Deben cambiar las estrategias y deben sentarse a darse cuenta que el camino que llevan, está equivocado y puede generar más daños de lo que se creen. No puede ser que traten a la ciudadanía como peones de una partida de ajedrez de kamikazes donde la disputa y los enfrentamientos están a la orden del día y donde da igual los daños que provocan. El PP debería quedarse solo en todo esto, y los demás partidos deberían empezar a buscar una solución que acabe en una reconciliación de todos con todos.

Paremos todo esto de una vez

Michael Robinson, aparecía el pasado domingo en el Chester, y dijo algo que creo que encaja perfectamente en este artículo. Los moderados, la gente calmada, no radicalizada es minoría, se están quedando solos ante hooligans que viven del conflicto perpetuo, y sinceramente, creo que tiene razón.

Debemos parar todo esto. Debemos parar los nacionalismos de ambos lados, las batallas absurdas sobre temas complejos… en definitiva debemos dejar esta España de Torrentes y pasar a una España más intelectual, no podemos seguir enquistados en problemas generados por la política, que pasan a la justicia, y que además acaban enfrentando a la ciudadanía. Me niego a aceptar que esto debe seguir así.

Hay que poner el freno. Debemos parar todo esto, y hay que hacerlo ya. No me da la gana ver como ocurre todo esto y tener que aceptarlo. El modelo educativo catalán, mal que les pese a muchos, es de éxito y los datos están ahí, los nacionalismos que desprenden ambos lados son precisamente el quiste que provoca todos estos conflictos. Déjense de tonterías, déjense de batallas absurdas, pisen más la calle y miren cuánto daño provocan por no hacer aquello que la ciudadanía les ha encomendado tras su voto.

Agregar comentario

  • Responsable YOUNG España
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://revistayoung.es/aviso-legal/.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Marc Guallar

Comunicador desde muy joven.
Me encargo de la edición de las secciones de Opinión y Actualidad de la Revista Young. Informar, acercar la opinión al resto, desde un medio independiente y plural, un reto alucinante para los tiempos que estamos viviendo. ¿Lo seguimos junt@s?

Sucríbete

Te puede interesar