YOUNG España

“El Rehen”: Bombas desde Beirut

El conflicto armado e histórico entre Estados Unidos y los países de Oriente Medio han tenido una gran repercusión a todos los niveles y el cinematográfico no se iba a quedar atrás. Hemos visto varias películas que versan sobre esto, diplomáticos en países árabes y conspiraciones de altas esferas donde la CIA o la Interpol siempre tienen algo que decir. El rehén es una entrega más de ello, un thriller de espionaje sobre los chanchullos y tratos de favor en un estado a priori muy alejado de nosotros pero que se asemeja en corrupciones, chantajes y cambios de información privilegiada.

En un Beirut devastado en plena guerra civil libanesa se desarrolla la película, un contexto histórico que podría ser similar al de hoy en día ya que la situación en esos países nada o poco ha cambiado. Y en esos terrenos mueve Brad Anderson su cámara para presentarnos a un estupendo Jon Hamm (la figura de Don Draper es alargada) pero es inaceptable que no tenga más papeles a la altura de su excelente capacidad actoral; para lidiar con una guerra, no solo externa, también personal por las heridas abiertas que dejo su anterior paso por tierras libanesas. Para enfrentarse a la resolución de un secuestro, de un conflicto que solo es una de las puntas de lanza de algo que pasa diariamente.

Mucha CIA, mucho Mossad, muchas expresiones de espionaje y un reparto coral entregado a la causa hacen de El Rehén un producto interesante y atractivo para seguidores del más puro estilo policial, apoyados en un guion de Tony Gilroy (Michael Clayton, El Legado de Bourne) la película ofrece momentos de suspense y de agotamiento mental debido a su trabajada fotografía lo que no le hace sucumbir en la idea de que ya hemos asistido a películas parecidas con un similar trasfondo político. La mayor parte de sus virtudes y defectos las conocemos gracias a películas anteriores pero eso no aleja a El Rehén de seguir siendo algo más que un pasatiempo veraniego, una película bien construida con un desarrollo serio y complejo hasta su clímax final, un clímax previsible, si, pero verosímil. Nada iba a ser distinto en un espionaje mas o uno menos depende como se mire.

Pablo Vergara

Agregar comentario

  • Responsable YOUNG España
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://revistayoung.es/aviso-legal/.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicidad

getfluence.com

Suscripciones