YOUNG España

Cuando los ángeles duermen: la fiebre Murphy

La ley de Murphy enuncia que “si hay varias maneras de hacer una tarea, y uno de estos caminos conduce al desastre, entonces alguien utilizará ese camino”, es decir, que si algo malo puede pasar, entonces pasará. Como -supuesta- ley universal, su fuerza no sólo recae sobre unos pocos héroes: la disparidad trágica a la que está sometido el ciudadano de pie es uno de los temas predilectos de los cineastas. O bien martirizando a los personajes -como hace von Trier a sus protagonistas en su Trilogía del Corazón de Oro- o bien sometiéndoles a un conflicto en el que tienen que tomar decisiones apresuradas, contraviniendo su presunta naturaleza bondadosa, los cineastas reflexionan sobre la naturaleza humana; sobre su devenir y su cambio.

 

 

Gonzalo Bendala dice – respecto a su último largometraje-: “el reto principal es conseguir que el público empatice con el protagonista”. El personaje principal, Germán -interpretado por Julián Villagrán- es reconocible de antemano por el grueso de los espectadores: el típico padre de familia y hombre de negocios que las pasa arduas para conciliar la vida familiar con la vida laboral. El conflicto desencadenante de la película radica, como es deducible, de la incapacidad del protagonista para satisfacer dos urgencias -una en el mundo familiar, otro en el de los negocios- al mismo tiempo. Revelándose como ultracomplaciente y bondadoso en un primer momento, Germán parece ser haber sido elegido para descender a los infiernos, a partir de  una concatenación de sucesos trágicos, que dan rienda suelta a una personalidad inocentemente maquiavélica. Una paradoja que ya le sirvió al director en su película precedente “Asesinos inocentes”.

 

Sin embargo, la evolución en picado de la moral del protagonista se hace casi evidente desde el primer momento. Los dilemas morales, las dudas sobre su personalidad se anulan, tan sólo el espectador se abandona ante una sucesión de sucesos que revelan la impotencia del protagonista para manejar cualquier responsabilidad, pudiendo parecer en ocasiones inverosímiles. Eso sí, Cuando los ángeles duermen tiene el enorme mérito de haber sido rodada en su mayoría en exteriores nocturnos, que, junto a las numerosas subtramas, refuerzan el carácter oscuro y delírico del metraje. Habrá, sin duda, facilitado el estado de extenuación y perplejismo que se exije a los actores -Julián Villagrán, Ester Expósito sobre todo-. Además, facilita la construcción del suspense, que se mantiene satisfactoriamente a lo largo de todo el metraje. Mayormente debida a la crudeza del comportamiento del protagonista que a la incertidumbre dramática del guión.

 

 

El carácter oscuro de las subtramas, las localizaciones -situadas en espacios nocturnos, en pleno bosque-, la tragedia personal de cada uno de los personajes no dan tregua al buenismo ni a un rayo de luz sobre el metraje. Como casi todo  todo film, se rige por unas propias leyes internas que le otorgan sentido y le dotan de coherencia interna. Ahora bien, la ley de Murphy se impone como imperativo estructural corriendo riesgo de agotarse en los primeros minutos sin dar tregua al espectador de disfrutar del thriller -o el género en cuestión- como una construcción de significados a parte de disfrutar el thriller en tanto que thriller o la violencia por la violencia. El título clarifica -y constriñe aún más-, el mensaje último de la película: que cuando los ángeles duermen, los demonios anónimos obran por su cuenta al margen de un público -o un mundo- que los invisibiliza. La alarma social última, con resonancias del final de Tesis, parece justificar en cierto modo todo lo flojo del metraje, contentado a un público que busca desesperadamente un happy end del que puedan participar. 

PUNTUACIÓN

(2,5 / 5)

 

TRAILER EN ESPAÑOL 

 

Pablo Borrega

Del '97. Cinéfilo y nómada por el mundo en potencia. Estudiante de Psicología y Filosofía.

Agregar comentario

  • Responsable YOUNG España
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://revistayoung.es/aviso-legal/.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicidad

getfluence.com

Suscripciones