YOUNG España

“Buenos Vecinos”: La Negrura de una Familia

La llegada de buenos productos por parte de los países nórdicos europeos se está convirtiendo en una costumbre, pero esa rutina se daba más por encontrarnos películas con una mirada gélida con un tono y un manto frío como el clima de esos países, tenemos el claro ejemplo de Tomas Alfredson y su Déjame Entrar antes de parir la maravillosa El Topo o de Thomas Virterberg con La Caza. Todas ellas miradas serias y adultas de conflictos fríos y dramáticos.

Por eso no es novedad que Buenos Vecinos, infame traducción del Under The Tree original, sea un relato apasionante y positivo lo que se sale del marco común es el género de comedia hilarante y sobre todo la negrura con la que aborda la historia de ahí que sea una doble sorpresa.

Sigurosson se zambulle en una historia que navega entre dos tramas principales y entre dos géneros principales, la separación de una pareja por el engaño de uno y la extrema relación enfrentada y absorbente de los padres de este con sus vecinos. Compaginar eso con la habilidad mostrada por Sigurosson, ante todo en niveles de puesta en escena de composición de plano y de cenitales con un árbol separando a los enemigos, no es tarea fácil pero mucho más difícil es compaginar la comedia más negra que se te pueda pasar por la cabeza con el entorno familiar el drama de una pareja en ruinas y la estructuración de una familia descabezada y con los lazos quebrados desde hace tiempo.

Así la película consigue helarte la sonrisa en ciertas escenas que ni te imaginas que puedan transcurrir así y se sumerge en un final que nada tiene que ver con la, en un principio, apariencia de la cinta. El final puede ser algo tosco, desdibujado y salirse del tono principal de la película, pero todo lo que acontece en la hora y media de cinta hace que todo lo ocurrido tenga verosimilitud y encaje con la narración de la historia. La película consigue sobre todo gracias a la buena utilización de la mordacidad y la ironía que formemos parte del conflicto vecinal y que odiemos o amemos a ciertos personajes y sus reacciones, algunas completamente descabelladas y fuera de la lógica de toda persona adulta y sensata. Con todo Buenos Vecinos es un gran ejemplo de lo que es una verdadera comedia negra y de lo maravillosa que es la negrura en la pantalla de un cine.

Agregar comentario

  • Responsable YOUNG España
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://revistayoung.es/aviso-legal/.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pablo Vergara

Sucríbete