YOUNG España

Adrià Garcia: “A pesar de tener pocas licencias, los saltadores españoles hemos conseguido cosas increíbles”

Entrevistamos a Adrià Garcia, saltador de trampolín, para conocer más a fondo este deporte.

España es un país donde si le preguntas a un niño que quiere ser de mayor te dirá que quiere ser futbolista. Y es que el fútbol es el deporte rey mundial, pero más en este país. Eso hace que otros deportes no tengan el mismo apoyo, ni económico ni mediático. Hoy vamos a dar voz a un deporte que, a pesar de ser muy espectacular, no tiene el seguimiento mediático que se merece: el salto de trampolín. Para ello, nos hemos puesto en contacto con Adrià Garcia. Saltador de trampolín en el CAR de Sant Cugat y campeón de España de saltos, nos va a acercar un poco más a este deporte. Hablaremos con él de por qué se decantó por este deporte, cómo le puede afectar el panorama político actual y cómo compagina estudios y deporte, entre otras cosas.

El salto de trampolín es uno de los considerados “deportes minoritarios”. ¿Por qué cree que es así?

Primero por las instalaciones. Este es un deporte que necesita unas instalaciones muy grandes y las piscinas necesitan mucha profundidad. Es como un pez que se muerde la cola. Al haber pocas licencias, genera que no se invierta en piscinas que valen millones de euros y al no haber instalaciones para hacer saltos no hay licencias y con el tiempo se va perdiendo el interés por este deporte y se termina convirtiendo en minoritario.

En una generación donde los niños quieren ser futbolistas, jugadores de baloncesto, …. ¿Qué le llamó la atención de este deporte?

Yo de pequeño hacía natación y al lado de la piscina de natación estaba la de saltos y cuando eres pequeño te llama mucho más la atención gente saltando, no haciendo largos. Además, mi madre era saltadora cuando era joven y un día me dijo que lo probara y me gustó. Cuando eres pequeño no te fijas si es minoritario o no, simplemente ves si te gusta.

¿Como valora la situación del salto de trampolín en España?

Está muy mal llevado. Es un deporte que pertenece a la Federación Española de Natación, donde están la natación, el waterpolo, aguas abiertas, natación sincronizada y saltos. Dentro de estas disciplinas de salto de trampolín, tiene deportistas muy buenos que ganan muchos torneos internacionales y, aún así, es el deporte olvidado. La política que se está siguiendo es mantener el deporte pero no querer explotarlo. Es cierto que no tenemos los mismos éxitos que otras disciplinas, por los motivos que he dicho antes, el de las licencias e instalaciones, y nosotros requerimos de mucha ayuda que no nos llega, justamente por esta razón. Hay que intentar que los deportes más pequeños puedan subir y llegar a tener más saltadores. Pero es cierto que a pesar de tener pocas licencias, hemos conseguido cosas increíbles. Por ejemplo, con sólo 150 licencias nacionales, el hecho de tener 2 deportistas olímpicos es un milagro. Es un 2% de olímpicos por cada licencia, que en fútbol esta estadística serían unos 800.000 olímpicos. Las estadísticas las rompemos, pero porque nos esforzamos y trabajamos bien, pero nos falta ayuda.

El tema del que habla todo el mundo ahora es la situación política que están viviendo España y Cataluña, ¿Cómo le afectaría a usted personalmente una Cataluña independiente?

Es una pregunta que yo también me hago y, de hecho, tengo que ir a una asamblea de deportistas de la federación española en Madrid, en la que soy representante, en unos días y seguramente se pondrá sobre la mesa este tema. No acabo de saber cómo iría pero en una selección catalana, depende del presupuesto que tuviéramos, me podría favorecer porque me saca competencias, ya que dentro de la federación las plazas son limitadas, por lo tanto, si quieres competir a nivel internacional, aparte de necesitar un buen nivel, tienes que ganar tus contrincantes. Si hiciéramos sólo la selección catalana, podría ganar mis contrincantes y podría optar a estas plazas más fácilmente. Ahora bien, tampoco sé qué dinero se destinaría, sobre todo al principio que serían unos tiempos inestables económicamente. Lo debería valorar, ahora mismo es imposible imaginarlo.

A día de hoy, ¿Son los chinos imbatibles en el salto?

Cada vez menos. Si tú miras los resultados, es cierto que China, en los últimos 20-30 años, ha sido siempre el número 1 ganando todas las medallas, salvo alguna prueba puntual, pero porque es imposible hacer el pleno de medallas en las 12 pruebas que se hacen. Pero en los últimos años, cada vez están más cerca. En el último mundial de Shangay, lograron casi todas las medallas, la mayoría oro y plata, pero en los últimos JJOO pudimos ver que lo pasaron peor en muchas pruebas y da la sensación de que están más cerca. A día de hoy son los números 1, tardarán en dejar de serlo, porque son unos atletas que sienten mucho la patria y es una vía que les ayuda a salir de la pobreza. Aparte, tienen unos entrenamientos muy estrictos, que de momento les funciona, pero yo creo que algún dejará de tener efecto, porque es imposible seguir a ese nivel tan alto tanto tiempo.

Tokyo 2020 está a 3 años vista. ¿Es una opción real?

Yo creo que sí, pero es una opción muy complicada. Es la típica pregunta que te hacen cuando eres deportista de alto rendimiento como si los Juegos Olímpicos fueran la única meta posible y esto es un error. Los Juegos Olímpicos son muy llamativos pero, en realidad, un deportista tiene más campeonatos para conseguir. Para mí los Juegos Olímpicos siempre ha sido un objetivo, pero no lo veo como un objetivo único. Lucharé al máximo para conseguirlo, pero si no llego tengo más campeonatos para hacer aparte.

Para hacernos una idea, ¿Cuántas horas se necesitan para entrenar un salto?

No te lo sabría decir. Yo cada semana entreno unas 25-30 horas. Allí practicas muchos saltos y de todos ellos sólo 6 son los que estarán a tu lista de saltos para competir. Entonces no estoy entrenando un solo salto exclusivamente. Puedo estar entrenando dos saltos a la vez. Si yo por ejemplo tengo que hacer 3 vueltas y media de 10 metros, si practico 2 vueltas y media de 5 es como si fuera el mismo salto, prácticamente, porque lo que reduzco en altura, se lo reduzco en número de vueltas. De esta manera el puedo entrenar más relajado y puedo corregir errores y luego cuando suba a los 10 metros lo puedo ejecutar mejor. Es como si trabajasemos muchos caminos a la vez y tú eliges qué te va mejor. Si tuviera que decir algo, te diría que necesitas muchos años. En horas: unas 500-1000-2000 horas.

En su caso, que es estudiante, ¿Cómo se compaginan las clases y los entrenamientos?

Es complicado. El centro donde entreno, el CAR Sant Cugat, hasta segundo de bachillerato, tenemos unos horarios muy orientados a poder entrenar. Cuando llegas a la universidad, te encuentras que el CAR y la universidad son dos organismos diferentes que, a pesar de tener convenios, no favorecen a los horarios, lo que Estados Unidos, al ser el mismo organismo favorecen para compaginarlo. Lo que tienes que hacer es adaptarte. Yo por ejemplo, entreno por la mañana, de 9 a 14h, y a partir de las 15h entro en clase.

¿Cuál sería un buen referente en este deporte?

Para mí, Tom Daley. Tiene la misma edad que yo, hace la misma prueba que yo y, aparte, me gusta mucho como salta. Es también muy mediático y ha tenido una vida muy complicada, lo que hace que tenga más mérito que haya llegado donde ha llegado. A nivel estatal, destacaría a Javier Illana. Es un saltador que ha aparecido en este deporte como lo ha hecho Carolina Marín en el badminton. Aparece, tiene talento, trabaja mucho y es un reclamo para todos los clubes. Ha conseguido un 6º puesto en el campeonato del mundo, cosa que tiene mucho mérito.

Precisamente, Javier Illana está sufriendo un calvario con la espalda. ¿Qué riesgos tiene este deporte? ¿Cómo se pueden evitar?

Este es un deporte donde el impacto es obligado. Cada salto es un impacto. Hay deportes donde hay contacto y puedes crear un impacto muy fuerte, pero a la vez este impacto se puede evitar. En nuestro caso, el impacto es inevitable. En un entreno podemos hacer 100-200 saltos, es decir, 100-200 impactos. Además, algunos lo hacemos desde 10 metros, o lo que es lo mismo, caídas a 66 km / h. Sin un buen fisio, sin unos buenos estiramientos y sin una buena preparación física es imposible mantenerte a un alto nivel durante mucho tiempo, porque las lesiones acaban apareciendo siempre. Incluso, las lesiones, como te las haces con pequeños golpes, no aparecen hasta que ya es demasiado grande. Por lo tanto, es muy importante tener una buena preparación y mucho fisio.

Este deporte tiene algo en común con la natación sincronizada: se valora con puntos. ¿Qué se tiene en cuenta para que un saltador tenga un 10?

Hay otros deportes que también van por puntos, como la gimnasia rítmica, que tienen una forma de puntuar muy esquemática. En nuestro caso, se puntuó con una primera impresión. Se valora la entrada en el agua, la elegancia, la técnica, la dificultad … Pero al final, acaba siendo una impresión del juez, ya que la competición es muy dinámica y hay muchos saltos, lo que la hace ser una puntuación muy subjetiva.

Agregar comentario

  • Responsable YOUNG España
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://revistayoung.es/aviso-legal/.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Gabriel Corominas

Redactor de Deportes. Mi especialidad: futbol y motor. En mis ratos libres hago carreras populares y maratones.
También soy locutor de radio

Sucríbete