Conéctate con nosotros

hola que buscas

LGBTIQ

Tina Recio: “Las personas transexuales procedemos de la exclusión”

Fotografías de Miquel Muñoz Mallol (@miquimm)

¿Cambia mucho el tipo de acompañamiento que existe en las clínicas de Tailandia y las españolas?

En eso desgraciadamente, se asemejan ambos y para mal. En ambos casos el acompañamiento es casi inexistente para las pacientes. Sí que es verdad que si necesitas ponerte en contacto con el cirujano para realizar alguna cuestión, te permiten comunicarte con él.

Yo diferencio el acompañamiento que hacemos en el Ivaginarium. Se basa sobre todo fomentando la fisioterapia del suelo pélvico para la mayor elasticidad de los tejidos y una mejor recuperación, también de las cicatrices, y salud sexual y la sexualidad. De momento esto no se facilita en ninguna clínica del mundo, por eso existimos y somos un proyecto pionero.

¿En qué consiste la transición y por qué es tan importante para vosotras?

La transición yo lo dividiría en dos bloques. Uno es el cambio o cambios físicos que pueden ser en mayor o menor medida o hacía un lado de la construcción de género. Por otro lado son los cambios sociales y afectivos. Tan importante es uno como lo es el otro y repercuten entre ambos.

Es tan importante un buen tránsito social y efectivo, te repercutirá en lo físico, por ejemplo, sin tránsito social haya un acompañamiento familiar o un entorno que te apoye, probablemente físicamente te vas a ver mucho peor a pesar de la apariencia que tengas. Vas a estar mucho más proclive a buscar cirugías que rectifiquen rasgos que tú crees que te identificas negativamente.

Muchas mujeres se someten a cirugías para cambiar la voz, o también la cara, y detectamos que son intervenciones que no necesitan y son estimuladas por un entorno en el que no las apoyan y no se sienten bien consigo mismas porque no cumplen a un físico cis y se sienten incompletas por no estar dentro de la tiranía de la belleza social.

Cuando una mujer transexual empezamos la transición, evidentemente tenemos muchos rasgos que tenemos que corregir con las hormonas o cirugía, si se considera necesario. Pero hasta que esto no ocurre puede transcurrir meses o años, enfrentándote a la calle. La calle son miradas, son risas que oyes por detrás que a lo mejor no son dirigidas para ti, pero las sientes propias como de burla o mofa. Este es el día a día, minuto a minuto, gesto a gesto que hagas en sociedad.

Fotografías de Miquel Muñoz Mallol (@miquimm)

En la mayoría de casos todo esto determina la decisión de operarse a una, muchas chicas con muchísima presión social donde confían que la vaginoplastia les va a proporcionar por fin, un bienestar total en cuanto a lo social y no es así. La vaginoplastia va a interactuar socialmente con otra persona en el aspecto íntimo. Pero hay ciertas cosas que hay que descubrir sobre tu nueva vagina trans que van a repercutir también, más o menos, con la otra persona que quieras interactuar sexualmente, se debe conocer y no se puede obviar. Hay que empoderarse en esas diferencias.

“Las mujeres trans son golpeadas y agredidas cada día en nuestro país”

¿Cómo pesa la afirmación “se le nota”?

Pues mucho, detrás de esa afirmación hay la tiranía de la estética social. Nosotras promovemos que más allá de que se note o no, no entramos en esa consideración, en lugar de pensar en un “cispasin”, nos centramos en un “transpasin” y que estés orgullosa de ser una mujer trans.

No se trata de llevar la bandera encima ni ponerte una palabra en la frente, se trata de empoderarse, de sentirse querida. Negarse una su identidad trans es negarte a ti misma.

No estamos solas las mujeres trans, también se incluye toda la sociedad, sea del género que sea. Todo porque hay una moral dominante que marca unas pautas de forma tiránica. Aquella que interpreta al hombre cis, principalmente blanco que se ajusta al modelo productivo y no se suele molestar.

Cuando en realidad esa moral dominante forma parte de esa diversidad, cuando los colectivos LGTBI vemos que necesitamos hacer una acción para reafirmarnos respecto a la moral dominante, lo que hacemos es mostrar nuestra sumisión. Lo que hay que hacer es dotarle de los mismos derechos de los que se benefician esos hombres.

Síguenos en @revistayoungEs

Llego a Young con el objetivo de disfrutar con cada artículo y poder informar de todas la novedades y curiosidades del mundo de la Televisión. Poder compaginar el mundo del periodismo con la interpretación es todo un reto. Pero como aventurero que soy, estoy seguro que lo conseguiré.

Anuncio publicitario

Trending

Puede que te interese

Anuncio publicitario