Ocupación

Los españoles vuelven a estudiar durante el confinamiento

0

Dicen que el conocimiento abre fronteras y eso es cierto, durante el confinamiento se ha incrementado un 35% la demanda de formación on line y los cursos cuya financiación es ofrecido por fomento. Pero tras el confinamiento y con la mirada al nuevo curso, el curso de corte de caballero y barbería sigue encabezando la demanda formativa en España.

Según ha revelado medios cómo El Comercio, España sigue siendo el país con peor oferta laboral para los titulados con elevado nivel educativo. Es por ese motivo que seguidamente se ha denunciado la fuga de inteligencia – gente que ha estudiado en nuestro país, pero que se beneficia otro país. En este grupo lo encabezan los ingenieros programadores informáticos.

Con una crisis que según se prevé cuatro veces más cruda que la de 2008 y que afectará a nivel planetario, los ciudadanos y las ciudadanas apuestan ahora más que nunca en una preparación complementaria que les permita acceder a otros puestos de trabajo.

La formación profesional el gran beneficiado de las crisis

Imagen de la campaña de donación de pelo por la cadena de salones Tratwell. En la imagen se muestra unas tijeras costando una coleta.

Sin entrar a los efectos de la pandemia, en 2019 el desajuste entre oferta y demanda laboral de puestos con titulación elevada se alzó hasta los 49 puntos porcentuales. Los beneficiados aquí son los titulados en formación profesional que les ha permitido sofocar los cambios y ejercer de forma individual sin mucha alteración por las corrientes monetarias.

Con el crecimiento de las barber shops, los establecimientos de cuidados y belleza han sido las que mejor han aguantado en esta última crisis. De hecho, fueron los primeros establecimientos en permitir su abertura en los primeros días de la desescalada por la necesidad de ayudar en la higiene de las personas mayores y dependientes.

¿Por qué peluquería?

España vive mayormente del sector servicios y de forma mucho más marcada, del turismo exterior. Según detallan medios cómo La Vanguardia o El País a través de sus consultas con expertos, esta crisis podría cambiar en el paradigma de nuestra economía.

Pero contra todo cambio y oportunidad, las peluquerías y salones de belleza se han reinventado y ofrecen nuevos tratamientos y se han ampliado – ya no están tan diferenciadas por género-. También han proliferado los barber shops, la reinvención más moderna de las barberías de barrio que se han sofisticado para un público masculino que exigía cuidarse.

Este efecto de reinvención de la profesión es consecuencia de que se trata de una profesión que constantemente hay que estar al día en técnicas, tendencias y productos. El servicio y trato de cada usuario que los visita cada vez es tan estrecho cómo una visita a un familiar.

Las peluquerías incluso se encontraron desbordadas tras el mes y medio de parón y han proliferado mucho la peluquería a domicilio, por lo que también es una oportunidad laboral para autónomos reinventados.

La formación constante el principal motor de esta ocupación

Sea cómo sea la economía española se verá afectada por la primera oleada de confinamiento, pero apostar ahora en formación es garantía para ampliar nuestras oportunidades laborales y tirar adelante.

Aunque cueste, aunque sean tiempos difíciles, apostar por mejorar en nosotros y nuestra preparación es una inversión para el país.

Man Hoh Tang Serradell
Soy el Director de la Revista YOUNG España y también locutor de radio y actor. Me gusta escribir, informar y opinar sobre política internacional pues estudié Ciencias Políticas en la Universidad de Barcelona.

Deathloop nos desvela nuevos detalles de sus protagonistas

Publicación anterior

Los 10 mejores masajeadores para los pies

Siguiente publicación

Puede interesarte

Comentarios

No se permite comentar.

Más sobre Ocupación