Libros

Ben Clarck: “No nos han enseñado para qué sirve la poesía”

0

El profesor y poeta Ben Clarck regresa con su nuevo poemario titulado ¿Y por qué no lo hacemos en el suelo? A pesar del título se trata de un poemario fresco, joven, divertido y cargado de una visión del romance más maduro pero con notas sarcásticas y elocuentes. Una rápida lectura que no te dejará indiferente y que te ayudará a reconciliarte con este género literario tan elitista porque no nos han enseñado a entenderlo como deberíamos.

¿Y por qué no lo hacemos en el suelo?
Ben Clarck
Editorial: Espasa
ISBN: 978-84-670-5884-0
Número de páginas: 96
Precio: €*

¿Cómo estás?

Todo bien, estoy en Málaga, pendiente a ir a mis padres a Ibiza que llevo meses sin poder ir claro.

Con toda la crisis sanitaria, ¿Cómo es publicar un libro en este momento?

Por un lado es algo esperanzador, hace mucha ilusión, y por otro es también una forma de apoyar de forma activa las librerías y buscar una fórmula que pueda recuperar, aunque sea una fracción, el duro golpe que va a sufrir la industria del libro.

Apoyando con tu propio trabajo, el mundo del libro y de la edición, partiendo de la creación.

Publicar es también una forma de apoyar de forma activa las librerías

Haciendo referencia a uno de tus poemas, que además pone título a la obra, ¿Y por qué no lo hacemos en el suelo?…

¡Ah, si! Es un poema que parte, además que dentro del poema hay una referencia, a la canción de Los Beatles “Why don’t we do it on the road?“.
Es un poema que habla de una idea que me interesa mucho que es partir desde cero. Que parte de la idea vamos a arrancar desde lo más humilde y sencillo y a partir de ahora, dice al final, será más fácil y cómodo.

Exacto, pero a parte de ser una imagen sexual muy instintivo, el poema puede ser el comienzo de algo.

Des de luego, pero también hay que decir, que el poema más allá de que lo que parece, no llega a decir de forma explícita que se trata de algo sexual. Como comentas, puede ser el comienzo de algo.

A mí me gusta pensar que es un poco ambigua, aunque todos pensemos en lo mismo cuando te hacen esa pregunta. Pero también tenemos que decir que el título del libro se proyectó mucho antes de la crisis sanitaria, por lo que creo que deberíamos añadir una pegatina que diga: “¿Y por qué no lo hacemos en el suelo desinfectado?“

(Ríe) La verdad es que tu poesía me ha entusiasmado mucho porque para un lector que viene de hacer poesía en el bachillerato, piensa que amor y poesía es igual que algo etéreo y tu Ben creas poesía a partir de tus vivencias.

Si, siempre he intentado escribir sobre pequeñas anécdotas e historias.
Siempre me ha gustado contar historias, tengo muy claro que mi género al que estoy trabajando es la poesía y dentro de esta, me gusta mezclarme casi al micro cuento. Intentar que la poesía comunique y que de las historias más triviales puedan ser algo más grande y universales en el poema.

Yo creo que lo que más me interesa del poema, no tanto de la poesía, es esta capacidad de llevar lo individual que quizás no le puede interesar a nadie más, a una experiencia colectiva y que de una forma trascienda a una experiencia individual.

Intentar que la poesía comunique

Después de todos estos relatos sobre el amor, ¿qué significa para ti el amor?

El amor, como digo en el prólogo, es el gran motor y por otro es realmente algo infinito, hay tantos tipos de amor como tantas personalidades y personas ha habido en el mundo.

No creo que necesariamente sea romántico, ni físico, creo que hay muchos tipos de amor y lo que he intentado en este libro es explorar unos cuantos. Recuperar la reflexión sobre el amor que he hecho a lo largo de mi carrera poética para presentar una reflexión a una construcción sentimental de curso acelerado del amor.

Por eso te decía, tienes un poema llamado Amor de Lunes que parece que no se llega a consumar.

Exacto, ese poema es simplemente un deseo y creo que hoy en día con la realidad por desgracia como el acoso y todo est que es muy grave.
Creo que hay un hueco que cabe un amor inocente y no depredador. De la persona que ama o que tiene una fijación que es consciente que es un amor imposible.

Yo creo que el texto sobre la Casio Club es un homenaje a la poesía y también a una generación que llega en el principio de lo que vendrá a ser las redes sociales y la comunicación a través de dispositivo. Es además, un guiño a toda la gente que nació en los ochenta y que de alguna forma puede encontrar en ese recuerdo un momento tierno y divertido.

Hay muchos tipos de deseos que también pueden ser inocentes

¿De verdad es un homenaje, porqué yo lo he leído cómo un poco de sarcasmo?

Yo creo que sí y por eso la cita al comienzo del libro de Antonio Gala, un guiño a la idea de que en verdad a través de diferentes aplicaciones móviles hay formas de entrar en contacto con otras personas y entrar en un preacuerdo de lo que ocurrirá.

Yo creo que el misterio es un elemento de lo más interesante en el proceso amoroso, de hecho hay un poema que lo menciono explícitamente llamado “Si me he acercado a ti“, que habla de la idea de ligar y lo que propone el poema es decírselo a la otra persona para intentar acercarse a la otra.

Este viaje por las nuevas formas tecnológicas de conocer gente todavía no nos hemos podido adaptar aún.

Me gustaría entender el poema “Envidíame, yo puedo amarte aún”, ¿me podrías explicar qué significa?

(Ríe) Es un poema que intenta ir más allá del lenguaje, intentar expresar algo que cuesta. A pesar de todo lo ocurrido, que trasciende las palabras, que el amor puede más.

Creo que de todos los poemas que hay me ha emocionado es el de “Los Rotos“, ¿a ti también te emociona leer algo que ha surgido en un momento tan duro personalmente?

Yo creo que la poesía, o los poemas mejor dicho, tienen una capacidad de actuar como cápsulas de pensamientos y emoción que perduran al tiempo.
El poeta americano Billy Collins habla de los libros de poema como libros de historia del corazón humano. A través de los libros de poemas podemos acceder a una historia de la emoción, saber lo que sentían hombres y mujeres de hace mucho tiempo a lo que sentían y trasladarnos directamente a esa emoción.

En ese sentido, la relectura se puede entender como un regreso, eso es importante, porque los poemas tienen que dejar entrar al lector para que este pueda participar y fundir su propia experiencia que ha quedado congelada en esa cápsula.

En otro poema llamado “La Hora del Paseo“, en la que describes una imagen como el paseo de un hombre a su mascota, ¿exactamente de qué habla el poema?

Este poema es un momento de contemplación, de pausa, un momento en el que observamos una persona desde fuera.

De algún modo esta reflexión ha querido proyectarla sobre nuestra propia experiencia. La conclusión es amarga sobre el amor porque esta persona que observa ha tenido malas experiencias en el amor y que de alguna forma lo que valora al final es la fidelidad de los muchos animales que le han acompañado y le han dado más cariño del que le han dado por desgracia.

La estructura está íntimamente ligada a la emoción

Voy a usar un poema tuyo, “Releo al Aprendiz“, para preguntarte, ¿qué es más difícil en la poesía: construir la rima y los versos o llegar a emocionar?

Yo como profesor de poesía en diferentes talleres y espacios, siempre intento trasmitir la idea de que las dos cosas no son elementos separados.
La estructura está íntimamente ligada a la emoción. Me gusta hablar de mecánica poética, es decir pensar en la poesía cómo si fuera un coche deportivo. Tiene que haber una ingeniería detrás, pero al final con lo que nos quedamos es un efecto estético.

La buena poesía es la que permite entrar al lector. Es decir, los poemas no se agotan porque cada lectura es una lectura única. Cuando uno lee un poema va a ser la única vez que tenga esa lectura en todo el mundo.

Si uno lee ese mismo poema pasados diez minutos ya no será lo mismo porque ha cambiado la propia lectura. Los buenos poemas son los que nosotros completamos el poema con nuestra propia experiencia y emoción.

Entonces para leerla tenemos que tener el momento para leerla.

Creo que más que el momento, la predisposición. Escribir un poema es un acto de generosidad, pero leerlo es mucho más generoso. Es un momento de intimidad que dialoga directamente con nosotros y quiere saber nuestra opinión, que interpela, pregunta y anima a participar.

Cómo profesor, ¿Por qué después de pasar por el sistema educativo, la poesía es el género literario que menos estamos predispuestos a leer?

Porque nos han enseñado que la narrativa nos cuenta cosas, pero nunca nos han enseñado para qué sirve la poesía y la poesía sirve para que nos cuente sobre nosotros mismos. Es una idea mucho más complicada, más compleja, que no se suele trasmitir.

El único problema que tiene la poesía es que no se le asigna una tarea, muy sencilla, que es comprender mejor las cosas que nos suceden y acceder a una historia de la emoción.

Ser una sociedad cada vez más desconectada de las emociones, yo creo que la poesía queda relegada a “cosa“ que se tiene que estudiar y a la vez en el peor de los casos, a un ejercicio de mnemotecnia, aunque cada vez menos.
Yo creo que la clave de todo no nos han enseñado para qué sirve la narrativa, pero nos han enseñado para qué sirve la poesía.

Un poema que se desarrolle con honestidad nunca podrá ser un mal poema

¿Qué pregunta te gustaría que te hicieran?

Por ejemplo, ¿Cuál es el mejor consejo para alguien que está intentando a escribir poesía o mejorar como poeta? La respuesta sería que un poema que se desarrolle con honestidad, de una forma honesta, nunca podrá ser un mal poema.
Precisamente porque los malos poemas son los que intentamos impostar otra cosa o incluso la poesía. Lo bueno y malo que tiene este género es que es de las pocas expresiones artísticas que no permite en absoluto que algo no sea verdad.

Man Hoh Tang Serradell
Soy el Director de la Revista YOUNG España y también locutor de radio y actor. Me gusta escribir, informar y opinar sobre política internacional pues estudié Ciencias Políticas en la Universidad de Barcelona.

Jorge Lebrón: “Me encerraba en mi cuarto tocando la guitarra porque me recordaba a mi madre”

Publicación anterior

Ana Mena Entrevista completa en YOUNG España

Siguiente publicación

Puede interesarte

Comentarios

No se permite comentar.

Más sobre Libros