Libros

Nuria Barrios: “Sobrevivir en la calle cuando eres mujer es doblemente difícil”

0

Todo Arde es la nueva novela de la escritora Nuria Barrios. La obra cuenta las aventuras de un adolescente llamado Lolo al adentrarse en un poblado controlado por la droga para salvar a su hermana Lena. Una historia de aventuras cubierto de amor fraternal que empujará al joven a conocer los límites, miedos y sueños rotos de los habitantes de ese infernal mundo. Todo con la compañía de Fuga, un cachorro de pitbull que había sido raptada para evitar su destino en las peleas de perros y que Lolo protegerá en toda la trama.


¿Existe un fondo en esta novela “Todo Arde”, algo que sea más importante que la trama?

La historia no tiene por qué tener un fundamento, la historia cuenta como un chico de 16 años que acude a rescatar a su hermana en un poblado en el que ella está enganchada.

Se tiene que leer como una Odisea, una iniciación o relato de aventuras incluso. Como un descenso de apariencia infernal, como un juego entre la realidad y la ficción.

Por otro lado el lector irá descubriendo muchas preguntas a la que tendrá que plantearse, pero no hay solo un único mensaje, sino muchas.

¿Qué te inspiró para hacer esta historia?

Las historias se gestan lentamente y uno nunca sabe exactamente qué es el detonante. A veces es una imagen, un personaje, no se sabe muy bien. Yo sabía que el poblado chabolista de estas características era un escenario muy potente y ligado al inframundo de los griegos.

Y luego creí que era un escenario ideal para contar lo que quería contar que era esta historia de amor y aventuras.

¿Por qué Lolo, el hermano, comienza obcecado a salvar a su hermana y a medida que continúa se puede llegar a creer eso de que “las mujeres en el poblado son más fuertes”?

Es verdad que las mujeres que sobreviven en la calle son doblemente difícil, las mujeres somos mucho más vulnerables que los hombres. Y Lena tiene una inteligencia y astucia que le ayuda para moverse dentro con relativa seguridad.

El deseo del hermano es sacarla, pero porque se da cuenta del deterioro que ve en su hermana puede conducir a un deterioro mucho peor.

Sigo sin entender qué te ha motivado escribir una historia en el que los personajes vivan bajo las garras de la droga.

No es habitual encontrarlo, pero en realidad en ese poblado acude toda la sociedad, acuden gente rica y pobre, ejecutivos, estudiantes… Lo que hacía falta era alguien que lo contara y esta novela lo que quiere decir es que la gente que pasa en lugares como esos también son personas que vemos aquí.

Esa parte de humanizar a las personas con drogadicción, pensando en cómo los medios los deshumanizan y porque la enfermedad es motivo de exclusión social. En Todo Arde me ha llamado la atención que tenemos una protagonista que en un primer momento no es atractivo como lo sería una chica “sana”.

Yo no les he humanizado, puede que hayan sido los medios o la sociedad en el que vivimos que los deshumaniza, porque yo no los he humanizado, es que ellos son personas son exactamente como tú y como yo. Lo que pasa es que ellos ponen en manifiesto un problema en el que la sociedad no quiere enfrentarse, por eso este tipo de lugares suelen estar a las afueras de ciudades o escondidos en pisos, pero están ahí y la forma de enfrentarse a ellos efectivamente es deshumanizando a quiénes se mueven en ese círculo.
Pero esa táctica de deshumanización es nuestra, porque ellos son personas y lo único que hago es tratarlos como lo que son, personas.

Lo único que hago es tratarlos como lo que son, personas

¿Quién estaba equivocado respecto a la imagen que tenía del poblado, Lena o Lolo?

Lolo no está equivocado porque entra sin saber nada, no tiene ninguna idea preconcebida del escenario que se va a encontrar. Todo lo que ve lo recibe con total ingenuidad y por eso siente horror y fascinación al mismo tiempo, porque es una sociedad que funciona de una forma muy ordenada y rigurosa, parece caótica pero no, está muy ordenada.

Creo que quién más engaña sobre ese tipo de lugar es Lena, pero Lena no quiere aceptar el sitio que está, porque reconocerlo sería reconocer al mismo tiempo que tiene un problema de adicción y ella no quiere.

¿Lena llega a reconocer que tiene un problema?

Ella lo sabe, ella se engaña, pero es conocedora que tiene un problema.

¿Como ha sido el proceso de escritura de esta novela?

Cada vez distinto, en este caso comencé por el capítulo uno, con el robo de la perra.

¿Qué representa Fuga (la perra), porque hay momentos que me da que representa la esperanza de Lolo a aferrarse a algo positivo en este mundo infernal?

Lo has explicado muy bien, es eso realmente. Representa la inocencia, un ser vulnerable sin culpa ninguna que está condenado a tener un final muy malo. El terminar en las peleas de perros y por eso en cierta forma, representa igual a Lolo que es una persona muy inocente, pero también a Lena porque nadie tiene porque estar condenado a tener un final así, ninguno de los que viven ahí.

Rescatar a la perra es un asunto de ambos protagonistas, tanto de él como para ella.

Hay algo que me ha sabido a poco y es la reaparición de Tino, el cabeza de los Tiznaos al final de la novela.

Sí la hay, pero la novela es más importante la sensación de amenaza que no la personificación de esa amenaza. La amenaza es mucho más grande cuando uno la imagina que cuando se concreta en algo. En las novelas mejor sugerir que mostrar, una novela ni es un problema matemático, ni un documento de un notario.

La amenaza es mucho más grande cuando uno la imagina que cuando se concreta en algo.

¿Cómo Lena cae en la droga, eso no nos lo explicas?

Porque no importa, hay muchas causas y suelen estar enredadas que expliquen esa motivación para Lena probar la droga, pero es mucho más importante el gesto de Lolo en irla a buscar que en la historia de Lena, porque es un gesto que podríamos hacer todos.

He aprendido que en esta novela, cada personaje que se encuentra Lolo en las calles del poblado, presenten temas como la concepción de libertad, la xenofobia…

En una novela todo lo que entra por algo, si no sobraría en la trama. Y yo creo que no sobra ninguno de ellos. No tienes que aprender nada de ellos, porque una novela no es un libro de texto, no tienes que aprender nada.
No es un libro académico, no es un ensayo. Lo que tienes que comprobar es que proyectan y que añaden a la historia.

El personaje del ciego por ejemplo es la primera vez en toda la novela que Lolo se sentirá cómodo, le invita a sentarse y no quiere nada de él. Aprovecha ese momento para abrir una luz para hablar de cómo han llegado ese pueblo gitano a vivir ahí y eso es muy interesante, proyecta además el porqué venden lo que venden.

Como en esta historia todos son víctimas que para terminar ahí vendiendo tienes que ser también víctima, pero todos pueden ser héroes.

Man Hoh Tang Serradell
Soy el Director de la Revista YOUNG España y también locutor de radio y actor. Me gusta escribir, informar y opinar sobre política internacional pues estudié Ciencias Políticas en la Universidad de Barcelona.

    Susana Rizo: “Quiero que se deje de rechazar el envejecimiento de la sociedad”

    Previous article

    Mary Norris: “El griego antiguo y su legado sigue viviendo en nuestros días”

    Next article

    You may also like

    Comments

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Información básica sobre protección de datos

    • Responsable YOUNG España .
    • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
    • Legitimación Su consentimiento.
    • Destinatarios OVH.net.
    • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
    • Información Adicional Puede consultar la información detallada en el Aviso Legal.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    More in Libros