Imagen de Man Hoh Tang

Javi Mota, empezaste en este mundo con los Gypsy Teens, ¿Cómo fueron tus inicios?

Fue un proyecto que fue Universal Music que creaba un grupo a través de casting. Lo hizo el productor de Sclub 7 y ese proyecto fue mi escuela. Combinaba el aprendizaje musical con presentar el Club Megatrix (Antena 3).

Nos metieron 3 meses en Madrid, mucho antes de que existiera OT o algún reality con profesores de canto, baile y estudio de grabación. Convivíamos los cinco con dos cuidadores. Por aquel entonces tenía 14-15 años.

¿Qué era Banghra en realidad?
Era un descubrimiento cada día, por un lado porque yo era cantante y bailarín e iba descubriendo qué era Banghra cada día. Para cuando empezó el proyecto la discográfica Vale Music (actualmente EMI), ya tenía las canciones, las coreografías y era simplemente meter a un chico en todo eso.
Recuerdo en todo eso que al final iba moldeando lo que me enseñaban a mi forma, la danza del vientre se asociaba más a las mujeres y yo quise romper el molde y adaptar algunos movimientos para demostrar que los chicos también podíamos bailarlo.

A mí me daba igual que un paso fuese más femenino que otro y Banghra fue eso, podía experimentar.

“Yo tengo muy buenos recuerdos de Banghra”

Hemos hablado que empezaste con apenas 14 años en este mundo de la música y el baile, ¿Quién te motivó a hacerlo?
Yo creo que fue mi familia, era muy pequeño cuando empecé a hacer televisión. Es un mundo que siempre me ha encantado estar delante de una cámara. Y recuerdo ir a “Menudas Estrellas” para Antena 3 o el “Veo veo“ en Andalucía.

Una vez hice el casting de los Gypsy Teens mis padres no les quedó otra que aceptarlo. Realmente no ha habido nadie que me marcara.

Cuando terminó Banghra, ¿Como fue para ti perder el papel protagonista de tu aventura?

No me lo esperaba, la verdad. Date cuenta que pasaron apenas dos años, dos singles. En verdad fueron tres. Fue una decadencia obligada, habíamos subido tan rápido que la decadencia era algo evidente, pero nunca pensé que sería tan obligado ni mucho menos tan rápido.

Fue quizás responsabilidad nuestra, porque la discográfica si que quería continuar invirtiendo en nosotros, pero mi compañera decidió no continuar con el proyecto, porque no le llenaba.

Imagen de Man Hoh Tang

He leído que te formaste en el teatro musical gracias al trabajo de “A“ de Nacho Cano, ¿Como fue la experiencia de trabajar con uno de los compositores con más proyección de nuestro país?
Como mi profesión era ser cantante, cuando hacía un musical me lo tomaba como un hobbie, no me lo tomaba de la misma forma que cuando iba a cantar una canción.

El teatro para mí sigue siendo una afición, me impone menos que cantar.

Me sentí identificado con “Iguales”

¿Como cantante, a ti te gusta más el espectáculo?
Sí, a mí me gusta más el espectáculo. Creo que hay que nacer para coger una guitarra y ponerse delante de un público entregado para cantarle, eso me impone demasiado y no soy capaz de afrontarlo.
En cambio, los grandes escenarios, las luces… como que me llena más.

Hablemos de tu single “Iguales“ en el que hablas del acoso. ¿Cómo nace este tema?
Iguales nace de que llevaba tiempo, como 6 años que no sacaba nada, y quería regresar con algo que mantenga mis raíces flamencas, la esencia Andaluza, y como que últimamente se lleva más lo urbano, el Reggaetton, el trap y claro, como me mola hacer show tenía claro que tenía que ser un tema movidito pero no quería hablar de cosas superficiales como el amor, el desamor o denigrar a la mujer.

Cuando me llegó la propuesta de Iguales que iba hacia a la discriminación me sentí identificado en parte. No he sufrido acoso escolar, pero en parte he sentido exclusión.

La mayoría de los que nos hemos querido dedicar a esto de las artes nos hemos sentido ser “el rarito”. Empatice con la historia y poder dar altavoz a aquellos pequeños que a día de hoy aún se sienten diferentes para decirles que pueden salir de eso.
Quise dedicar este tema al acoso porque hay muchos chiquillos que sufren y ahora con todo esto de las redes sociales la violencia no es tanto física pero va directo a lo emocional.

Imagen de Man Hoh Tang

La violencia ya no es tanto física, va directo a lo emocional

¿Hablemos del EP, pues Iguales lo sacaste en primavera y ya es hora de presentar algo, no?
Single a single es una buena forma de sacar música al mercado a nivel de costes y segundo, genera contenido continuamente.
La idea fue lanzar el tema y su videoclip a la par y ahora, unos meses más tarde otro single con otro video que se llamará “Valientes“.
Siguiendo la onda urbana, el tema tendrá misma estética, pero mas mediotiempo, no será tan rápido. Y el EP lo decidí retardar para buscar un estilo y escribir todas las canciones yo.

¿Nos puedes adelantar al menos los títulos de las canciones de ese EP?
A parte de “Valientes”, habrá un tema llamado “Ojos negros“.
El primero es una historia escrita en primera persona que habla de un momento de la vida en la que pierdes a un ser querido y tienes que levantarte y continuar. Es un canto a aquellas personas que han sufrido en algún momento de la vida y siguen luchando.
El segundo habla de una pareja, que en una noche de luna roja, se sienten embrujados por un hechizo y sienten un amor descomunal entre ellos.

¿Este segundo es muy gitano, verdad?
Si, bueno. A pesar de mi apariencia, yo soy muy gitano musicalmente hablando, me encanta el flamenco puro de Camarón, Niña Pastori, me encanta las coplas.

Es cierto que me gustan muchos géneros musicales, excepto el Hardcore o el Heavy Metal, pero me gusta toda la música y cuando escucho un flamenco mi cabeza se trastoca y quedo hipnotizado.

Man Hoh Tang Serradell
Soy el Director de la Revista YOUNG España y también locutor de radio y actor. Me gusta escribir, informar y opinar sobre política internacional pues estudié Ciencias Políticas en la Universidad de Barcelona.

Descubre el nuevo bolso CHLOÉ «C» de CHLOÉ

Publicación anterior

GREEICY RENDON: “Trato de transmitir una sensación como artista y que puedan inspirarse conmigo”

Siguiente publicación

Puede interesarte

Comentarios

No se permite comentar.

Más sobre Actualidad