Críticas

‘One Piece: Estampida’: El legado de Eiichiro Oda

0

Después de 900 episodios, y con más de una docena de películas, puede ser difícil generar algo de novedad ante una estructura ya muy vista. Eiichiro Oda ya es un veterano en este asunto y, es que, One Piece sigue emocionando a cada golpe, a cada victoria de los “Sombreros de Paja”. Su vigésimo aniversario es motivo suficiente para disfrutar de una nueva película, de una fiesta explosiva que cuenta con más de 200 invitados y que homenajea a toda la saga.

La mayor feria del mundo está por comenzar: el Festival de los Piratas. Luffy y el resto de la tripulación reciben la invitación de un extraño anfitrión: Buena Festa, el maestro de las festividades. Cuando llegan, encuentran un lugar atestado de muchos piratas incluidos los de la peor generación. Así da comienzo una batalla campal sin precedentes donde el plato fuerte es un tesoro dejado por el mismísimo Gold D. Roger, el rey de los piratas.

La película no corresponde al arco de ‘Wano’, al seguimiento de la serie como tal, pero ni falta le hace para contar una versión pirata donde el caos sea el auténtico protagonista. La elección de aislar la historia hace que sea más accesible para aquellos que no sigan el anime. La simple premisa, por sí sola, es una excusa fácil para lanzar una pelea que incluye explosiones, golpes y apariciones estelares para el deleite de los mayores seguidores de este shônen. Hay muchos personajes aquí, que pueden llegar a ser un poco abrumadores para quienes no los conocen, pero no perjudican en ningún momento a la película.

La forma en la que se intensifica la acción es magistral. Desde las escenas de apertura y la reunión de viejos conocidos, hasta las peleas tanto en equipos como individuales, implican un nivel de intensidad constante que va en aumento. Ni un solo momento se desperdicia, todo lo que queremos saber se explica claramente y cuándo llega la acción todo se vuelve emocionante, la tensión creciente ocupa el lugar central.

Además del ritmo agitado, la película tiene una impresionante animación que hace sombra a la serie y que, aquí, da mayor fuerza visual a las grandes batallas y a la magnitud de los escenarios. TOEI Animation crea un trabajo potente que tiene mucho que agradecer a su director Takashi Otsuka (‘Haikyu!!’).

One Piece: Estampida es la celebración de un legado, un maravilloso recordatorio de que el viaje es mucho más importante que el destino. Sin duda, la mejor película de toda la saga.

[usr 4.0 text=”true” tooltip=”false]

Miguel Mendoza
Descubrir, ver, juzgar. El cine como forma de vida.

    SHAKIRA anuncia disco de su “EL DORADO WORLD TOUR”

    Publicación anterior

    “Estafadoras de Nueva York”: Sororidad con mayúsculas

    Siguiente publicación

    Puede interesarte

    Comentarios

    No se permite comentar.

    Más sobre Críticas