Cine

‘Noche de bodas’, jugar al escondite nunca fue tan divertido

0

Los fans del cine de terror están de enhorabuena. Tras ganarse los elogios de autores de la talla de Stephen King o Guillermo del Toro, los responsables de ‘El heredero del diablo’ y uno de los segmentos de la primera entrega de ‘V/H/S’, Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett, estrenan por fin ‘Noche de bodas’ en nuestro país, y aunque llega con un poco de retraso respecto a su estreno en la mayor parte del globo, la espera ha valido la pena.

Durante su noche de bodas, Grace (Samara Weaving) es invitada a tomar parte en una particular tradición familiar para ser aceptada como una más de los Le Domas, la excéntrica familia de su marido (Mark O’Brien). Sin embargo, las cosas se retuercen hasta el punto de que lo que parecía una inocente propuesta acaba por convertirse en un macabro juego que podría costarle la vida.

Aunque la premisa pueda recordarnos a otras propuestas similares como ‘Déjame salir’ o ‘Tú eres el siguiente’, lo cierto es que lejos del terror social que caracteriza a la cinta de Peele o de la subversión de tópicos asociados al slasher que ejecuta Wingard en su film, los códigos que se utilizan en ‘Noche de bodas’ se acercan más a los de un whodunit que a los de una película de terror al uso.

No es casualidad que ya en los primeros minutos del metraje, a través de una sugerente secuencia de créditos iniciales, se nos muestre la amplia colección de juegos de mesa de la familia. Estamos en pleno tablero. Aquí hemos venido a jugar y, como en todo juego, a pasárnoslo bien.

‘Noche de bodas’ tiene todos los ingredientes para hacernos vibrar en nuestras butacas: una buena ración de humor negro, gore (sin excesos para no caer en el torture porn) y una arrebatadora protagonista interpretada por Weaving, que bien podríamos coronar como una de las Scream Queen de la década (recordemos que también participó en la muy recomendable ‘The Babysitter’).

En definitiva, ‘Noche de bodas’ es un truculento y safisfactorio festival de sangre y carcajadas muy por encima de la media en el que la diversión está asegurada y, si buscas algo más, encontrarás un relato sobre el precio de la riqueza, los privilegios de las clases altas y nuestro temor a las familias políticas. En otras palabras, una cita imprescindible para cualquier amante del género.

Fran Medina
Me obsesionan los cómics, los videojuegos, el cine y el espacio (y ya cuando se juntan las dos últimas ni te cuento).

    Mau y Ricky estrenan “Bota Fuego” el tema con Nicky Jam

    Previous article

    Primer avance de Jungle Cruise con Dwayne Johnson y Emily Blunt

    Next article

    You may also like

    Comments

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Información básica sobre protección de datos

    • Responsable YOUNG España .
    • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
    • Legitimación Su consentimiento.
    • Destinatarios OVH.net.
    • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
    • Información Adicional Puede consultar la información detallada en el Aviso Legal.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    More in Cine