Cine

«El Hijo Del Acordeonista»: Las Huellas Del Pasado

0

Con los últimos coletazos del franquismo en España se vivieron en nuestro país situaciones cuanto menos conflictivas en las cuales se perdieron vidas y no solo a nivel físico sino sobre todo a nivel emocional. El último decenio de esta época negra que nos toco vivir ha sido baluarte de muchas películas para contar, con acierto y serenidad, el horror de sentirse perseguido por un régimen que causo pánico sobre todo en los que pensaban de modo diferente al opresor.

El Hijo Del Acordeonista, la nueva película del director vasco Fernando Bernues, es la última obra que se apoya en ese periodo de la historia española para acércanos a un conflicto que tuvieron que vivir miles de jóvenes que se rebelaron contra la dictadura. Aunque la película quiere constar de un tono demasiado artificial, sobre todo en los primeros compases, y hace que nos cueste adentrarnos en la época que pretende narrar.

En el planteamiento se nos presenta a David, un hombre enfermo que parece desahuciado, que recibe la visita de Joseba, un amigo de la infancia que tiene cuentas pendientes con él. La película no transmite información contundente y es atractiva formalmente hasta más avanzada la historia cuando los secretos y los ocultamientos del pasado salen a la luz apoyados en un juego de flashbacks bastante interesantes.

Los actores jóvenes y por lo tanto el relato de la juventud de ellos le dan más verdad y energía a la narración, algo artificial y lejana de todas formas. Pero debido a una estructura creíble y bien contada hace que la película vaya ganando a medida que avanza, solo con el punto negro de unos personajes secundarios algo desdibujados y perdidos en una marea de información del pasado. Con todo ello la película transmite verdad y los personajes te llevan a la emoción en la parte climática de la misma ya que los recuerdos imborrables del pasado siempre te perseguirán allá donde vayas.

El Hijo del Acordeonista es una película imperfecta sí, pero que rezuma verdad y sentimentalismo del bueno para relatar una época tan vergonzosa como necesaria de ser contada para que las nuevas generaciones recuerden un episodio transcendental de nuestra historia.

[usr 2,5 text=»true» tooltip=»false]

Pablo Vergara

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad