YOUNG España

Publicidad

Portada » Ocio » Microteatro » A Tarantino con amor

A Tarantino con amor

Dirigida por la misma intérprete, Leonor Olavarría y escrita por Greymar Hernández fue representada en la Microdegustación Teatral del Chic&Basic Velvet el pasado mes de enero

A Tarantino con amor es una pieza teatral intensa como pocas han sido narradas en la historia del microteatro seguramente. Su personaje sin nombre se pone frente a un ordenador para grabarle al director de cine un mensaje dirigido a su desdichada expareja.

Una mujer maltratada es representada por la eficaz y realista Leonor que cansada de aguantar palizas, una tras otra, se pone frente al ordenador para denunciar su desdichada fortuna.

Es marzo, lo sé, y esta obra se representó en enero. La verdad es que es una pieza difícil de encajar, tiene más detalles que un logrado texto denuncia. Tiene dos dimensiones que valorar y una interpretación de la que perderse.

Publicidad

La actuación

Leonor Olavarría es una actriz como pocas, arriesgada, su papel no era fácil, ni mucho menos cómodo. Su personaje es una mujer hecha en pedazos pero con la suficiente dignidad para reprocharle a “él”, ese hombre inexistente todas sus penúrias.

Su desencajada expresión es tan latente en mi retina hoy, como el día en que la vi apagar la luz en la habitación del Chic&Basic Velvet convertido en sala de teatro.

El miedo era palpable y su actuación cruelmente bien interpretada, haciendo los silencios cuchillos voladores. Man Hoh Tang sobre “A Tarantino con amor”

Es admirable como algo tan sutil como imperceptible como son sus gestos, su temblor en la pierna o sus manos, cobran más protagonismo que lo que oímos decir a su personaje.

El miedo era palpable y su actuación cruelmente bien interpretada, haciendo los silencios cuchillos voladores.

El texto

Podíamos decir que por una vez la interpretación superó a la imaginación del texto de su autor, en este caso Greymar Hernández puede presumir de traer a la vida la voz de miles de mujeres deshechas a manos de sus parejas en el cuerpo de una.

La puesta en escena

La puesta en escena, producida por Greymar Hernandez, pone a la actriz en una obra 360 grados, el portátil se proyecta a la pared con un proyector y su mirada es encuadrada en una pantalla de 16:9.

Fuera del marco son los gestos y las miradas de pavor sometidas a juicio del espectador en vivo que presiente que algo malo va a suceder.

Básicamente esta obra es un regalo tan grande que a día de hoy, aún la siento viva.

Man Hoh Tang Serradell

Soy el Director de la Revista YOUNG España y también locutor de radio y actor. Me gusta escribir, informar y opinar sobre política internacional pues estudié Ciencias Políticas en la Universidad de Barcelona.

Agregar comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable YOUNG España .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios OVH.net.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicidad

Publicidad