Cine

«Fahrenheit 11/9»: La Pesadilla Americana

0

La llegada a la presidencia americana de un tipo como Donald Trump ha servido a muchos cómicos para engrandecer su fama y ha constituido un filón para muchos programas sensacionalistas o humorísticos, todo basándose en la animadversión que despierta en casi todo el mundo. Pero si nadie le soporta, ¿Cómo ha llegado a convertirse en el 45º presidente de Estados Unidos?

Michael Moore vuelve a los salas con otro socio documental político sobre cómo se gesto la llegada de Trump a la Casa Blanca y las consecuencias de tan catastrófico resultado, pero esto solo es la premisa de un trabajo correcto y ácido. Lo que verdaderamente interesa y remueve al espectador es lo que ha pasado anteriormente para que Trump pueda llegar al poder y cuáles son sus acciones. Moore engancha al espectador con una apertura digna de una película cómica o de terror, con un tono jocoso y agradable aterriza en la noche del 9 de Noviembre de 2016 a EEUU donde toda la atmósfera es agradable porque ganara Hillary hasta que de repente todo vuelca y gana él, y el no es nada menos que Donald Trump, alguien a quien nadie tomaba en serio.

Pero no son los ataques por parte de Moore a Trump lo más interesante de la película, lo importante es que Moore no es tan partidista como otras veces y disecciona los problemas más hondos de su nación: los millones de americanos que no votan, la constatación de la injusta ley de votos… Temas y testimonios muy reales y necesarios para abrir los ojos hacia una situación cada vez más insostenible y devastadora. Lo que se le puede achacar a Moore es que intenta hablar de muchas cosas sin un orden y una estructura coherente, propone muchos sucesos en una coctelera y los va vomitando en la pantalla, el problema es que ya no sabes de lo que te está hablando y el hilo conductor de la película se resiente.

Aun así la habilidad de Moore para desenmascarar a políticos que poseen una prensa más limpia que Trump es fabulosa, el retrato de los vecinos de Flint y del gran héroe americano Obama es lo mejor de la cinta, ahí es donde el documental crece hasta los límites del ingenio de Moore, que es mucho.

Un documental como siempre lleno de verborrea y parte de demagogia como Moore nos tiene acostumbrados pero de obligado visionado para despertar del sueño americano y saber cómo y porque nos conducimos a una pesadilla no solo americana, sino global.

[usr 3,5 text=»true» tooltip=»false]

Pablo Vergara

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad