YOUNG España
Portada » ESTRENOS DE CARTELERA » “Bohemian Rhapsody”, el despertar de la Reina.

“Bohemian Rhapsody”, el despertar de la Reina.

Hacía años que se hablaba de traer la vida del grupo a la gran pantalla pero siempre nos encontrábamos con la misma problemática: ¿Quién se encargaría de dar vida a tan carismático cantante?

El 13 de Julio de 1985 un acontecimiento único se dio en el mundo. Se trataba del Live Aid, un concierto dónde participaron los grupos y cantantes más famosos del momento para recaudar dinero para el hambre en África. Si preguntamos a los asistentes o miramos las encuestas de Internet, sobre que grupo fue mejor, sin duda obtendremos la misma respuesta. Sin duda alguna fue Queen.

¿Qué es un momento para la eternidad?

Queen, el grupo compuesto por el vocalista Freddie Mercury, el guitarrista Brian May, el batería Roger Taylor y el bajista John Deacon, dejó claro en el concierto contra el hambre en África, Live Aid, quienes eran las reinas del festival. Un grupo que pasó a la historia, ya no por sus numerosos hits, sino por la extravagancia de su principal cantante y un desparpajo nunca visto a la hora de subirse a un escenario.

Muy pocos de los lectores, me atrevo a decir que casi nadie, no conocerán, como mínimo, alguna de las canciones de esta banda. Y es la más llamativa, emblemática y misteriosa a la vez, Bohemian Rhapsody, la que da título a este biopic que nos llega de la mano de 20th Century Fox y Brian Singer.

Hacía años que se hablaba de traer la vida del grupo a la gran pantalla pero siempre nos encontrábamos con la misma problemática: ¿Quién se encargaría de dar vida a tan carismático cantante? Voces en la distancia apuntaron al camaleonico Sacha Baron Cohen como una posible candidatura, aunque poco a poco se fue disolviendo tal rumor como azúcar en el café. Finalmente ha sido Rami Malek (Mr. Robot) el encargado de ponerse la corona de la Reina.

Huelga decir que Malek no solo hace un buen papel dando vida a Freddie, sino que se lo cree, lo respira, cosa que hace pasar las dos horas que dura la película con momentos en parece uno estar viendo al auténtico cantante.

Para el resto del elenco tenemos a Gwilym Lee, Ben Hardy y Joseph Marzello que harán de Brian May, Roger Taylor y John Deacon respectivamente. Sin llegar a ser tan convincentes como Malek, huelga decir que tanto a nivel artístico como visual, los personajes dan la talla convincentemente, quizá Deacon sería el más alejado de la realidad, pero no es un problema que afecte demasiado negativamente al metraje.

En cuanto a la veracidad del film, éste se toma sus libertades a la hora de explicar la historia del cantante y la banda. Datos no del todo precisos sobre alguna canción, sobre como se conocieron los miembros o bien, sobre cuándo recibió Freddie la noticia que padecía SIDA han sido remodelados a fin de encajar bien en estas más de 2 horas de film. Por otro lado, detalles como escuchar de fondo a Montserrat Caballé (una de las grandes divas de la Ópera y fetiche de Mercury), los gatos del mismo (huelga decir que le dedicó una canción entera, Delilah, a una de sus gatas), hacen creer que, pese a este agridulce holliwoodiense, la historia ha sido tratada con mimo.

Y aquí es donde viene uno de los puntos más delicados de este trabajo. Es complicado resumir casi 20 años de historia en 2 horas e intentar tocar todos los puntos importantes. El film navega entre dos aguas intentando explicar tanto la historia de la banda como la de Freddie Mercury. Mucho se ha dicho que la Freddie era el núcleo de Queen o que Queen sin Freddie no era nada. Y eso sería faltar a la realidad. Todos eran muy buenos músicos y compositores, de hecho May está considerado como uno de los mejores guitarristas de la historia. El problema es que la megalomanía de Freddie, su carácter y su talento llegaron a eclipsar a los demás.

También un punto muy importante fue la sexualidad de Mercury quien se declaró homosexual, pasando sus últimos días con su pareja Jim Hutton, pero sin olvidar al amor de su vida, Mary Austin, la mujer que lo acompañó durante toda su vida. Evidentemente esto se ve en el film, al igual que sus fiestas locas, su problema con la banda, su promiscuidad…Aunquee es cierto que no se ahonda en estos aspectos, los menciona pero no profundiza.

Para muchos esto ha sido algo peor que un crimen, al no contar más de ese parte más morbosa de Mercury. Sinceramente, un servidor prefiere centrarse más en el trabajo artístico y ver que ha aportado al mundo, que saber con cuántos hombres se iba a la cama por las noches.

En resumen, Bohemian Rhapsody, es un trabajo que seas o no fan de Queen, resultará entretenido, que sigue los cánones generales de los trabajos hollywoodienses y resulta previsible en muchos aspectos, sobretodo si conoces la historia de la banda, pero que no deja de ser un importante documento para conocer un poco más sobre la figura de uno de los cantantes más destacados de la historia y, ya que estamos, ver y escuchar sus canciones en pantalla grande. A poder ser, recomendada verla en versión original.

Nota Final: 4/5

Puntua este artículo

Xavier Muñoz Casermeiro

Cinéfilo desde los 4 años cuándo mi padre en vez de ponerme Blancanieves me ponía Alien y Terminator (según él, como broma).
Aunque disfruto de un buen espectáculo visual, si me ofreces un buen argumento y actuaciones decentes... tienes mi corazón ganado.
Así de Tarantino a Pasolini, pasando por Lynch, siempre hay algo digno de ver.

Agregar comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable YOUNG España .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios OVH.net.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descarga disponible
Revista de Junio con Jorge Gonzalez

RSS YOUNG Politics

¡No te pierdas nada!