Cine

«Solo»: La Odisea Personal

0

Dicen que en las situaciones más duras y en las más exigentes a nivel físico o mental, es donde cada persona saca a relucir su verdadera fortaleza y tiene la capacidad de conocerse a sí mismo.

Solo trabaja sobre esa premisa, la idea de estar derrotado, encerrado en tu propio ser y de no tener la capacidad para salir adelante. En 2014, Álvaro Vizcaíno quedo atrapado en un paraíso natural en Fuerteventura, sin nadie que conocía su paradero estaba destinado a luchar contra los elementos para salir victorioso de una situación condenada al desenlace más cruel. Hugo Stuven parte de esta historia real para llevar a la pantalla lo que podemos catalogar como una 127 horas a lo española, un relato de supervivencia y de estructurar una película en la capacidad actoral de un personaje y en su valía para transmitir esos momentos de angustia y zozobra. La parte aventurera de la historia funciona correctamente, gracias a la buena actuación de Alain Hernández y sobre todo a los excelentes paisajes que rodean una puesta en escena brillante, hermosa y veraniega que te transporta fielmente al lugar de los hechos, la cámara siempre en posición altiva sobre el personaje hace que le condene aun mas y que el espectador le tienda la mano empáticamente para salir de esa situación.

Pero la película se pierde en intentar encontrar una profundidad narrativa que no es lo perseguido por la cinta o que si el director lo quiere poner en liza patina al llevarlo a cabo, ya que la relación pretenciosa onírica y desdibujada de un amorío prescindible con el personaje interpretado por Aura Garrido lo único que convierte a la película es en un intento de forzar una empatía que no surge con ningún personaje. Por lo que una película valida de tono aventurero se queda en un quiero y no puedo de algo más. Stuven se equivoca en dibujar mas personajes que Vizcaíno y en relatarnos retazos de su vida que no llenan la pantalla, lo único que queda es un actor, una soledad a la intemperie, Alain Hernández navegando Solo por las playas de Fuerteventura. Solo la aventura, Solo la odisea personal, nada más.

[usr 2,5 text=»true» tooltip=»false]

Pablo Vergara

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad