Cine

“La Historia Del Amor”: Esperanzas y Desesperanzas

0

Alma, también llamada la mujer más amada del mundo, es el epicentro emocional de esta película dirigida por el rumano Radu Mihaileanu que llega a nuestras pantallas el 22 de Septiembre. Y todo en ella transcurre entre el sentimentalismo (más incluso que el propio amor) y en esa esperanza que mantiene nuestro protagonista, Leo, de conseguir lo que lleva persiguiendo toda su vida, que su historia de amor vea la luz en forma de relato escrito.

Como su titulo indica se trata de una historia de amor, y ya conocemos muchos relatos basados en esa desesperanza que invade tu corazón cuando te separan de la persona amada. Pero en esta ocasión se echa en falta una dosis de sorpresa o de innovación mas allá de esa simple melancolía por no poder olvidar a la persona que ya no está en tu vida, algo que le haga alejarse del típico melodrama que hubiera firmado el gran Douglas Sirk en la década de los 50.

La película chirria cada vez que observamos en pantalla a Derek Jacobi y a su amigo septuagenario ya que ambos están mucho más arriba de lo que una interpretación severa y calmada requiere, sobreactuados es quedarse corto, en todas sus escenas se comunican hablando a gritos y eso no encaja con la descripción formal de la película.

Sobreactuados es quedarse corto

Hace hincapié en intentar atraer a otros públicos que no solo vivan del lagrimeo constante que producen las historias de amor que separan a sus protagonistas por un conflicto bélico, dibujando personajes secundarios mucho más interesantes y redondos, con especial atención al niño con imaginación desbordante, hermano de la protagonista. La película te concede esos momentos de respiro; cuando no te ahoga y te invita a soltar la lágrima por el amor perdido pero en su contra esta su ostentoso metraje que hace que sea una carga demasiado grande de subsanar.

Atraer a otros públicos que no solo vivan del lagrimeo constante

Sus movimientos de cámara, en especial el gran travelling inicial acompañados de una respetable, académica y cinematográfica puesta en escena construyen un relato interesante en la forma de llevarlo a cabo, perdiéndose  algo más en demasiadas idas y venidas en el presente y en el pasado no acabando de hacerte sentir partícipe al cien por cien de esta gran historia de amor. Llevando al espectador a no caer en el lagrimeo y el sentimentalismo que el director construye en cada acto del relato.

Mihaieanu, como ya demostró en sus anteriores trabajos, sabe dirigir, conoce donde colocar la cámara y transmitir sensaciones positivas mediante sus aspectos técnicos pero le falta esa chispa que traspasa la pantalla para, verdaderamente,  hacerte sentir participe de esta historia de amor y querer a Alma como la mujer más querida del mundo. Más que el amor de tu vida, se queda en un amor de verano, al que olvidarás cuando una mujer de bandera (o una película mejor construida) aparezca en tu vida.

[usr 2,5 text=”true” tooltip=”false]

 

Pablo Vergara

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Iniciar sesión Registrarse