Opinión

Empieza el circo: Catalunya ya tiene President

0

Carles Puigdemont, acaba de salir investido Presidente de la Generalitat de Catalunya. El Parlament de Catalunya, milagrosamente, en el último minuto del partido, si fuese un partido de fútbol, ha celebrado esta tarde el pleno de investidura.

Este fin de semana, cuando todo parecía más cerca de unas elecciones que de una investidura, se ha obrado el milagro que buscaban algunos y que pasaba por investir un presidente 105 días después de las elecciones al Parlament del pasado 27 de setiembre.

De forma exprés, sin que nadie imaginase que podría pasar, la CUP y Junts pel Sí, llegaban a un acuerdo que permitía a Catalunya tener gobierno. Un acuerdo, no alejado de la polémica. Artur Mas, daban un paso al lado (nunca hacía atrás, no sea que Pujol vuelva) y dejaba que el candidato fuese Carles Puigdemont, alcalde de Girona y presidente de la Asamblea de Municipios por la Independencia (AMI).

70 votos a favor, 63 en contra y 2 abstenciones, hacen que Catalunya evite in extremis unas elecciones para el 06 de marzo que algunos dábamos por hecho que se convocarían al ver el ridículo que se estaba produciendo en la cara de los ciudadanos y ciudadanas de Catalunya fuesen o no independentistas.

Catalunya ahora mismo, ya sabe quién será el president durante al menos 18 meses. Tocará ver si serán más o serán menos, pero lo único que sabemos, es que esto durará poco, muy poco. Ahora bien, analicemos todo lo ocurrido que no es poco, y que algunos intentaran que se nos pasen algunas cosas por alto.

La CUP, ese partido anticapitalista, de izquierdas y asambleario, decide en un despacho junto a miembros (capitalistas) de Junts pel Sí, como deber ser el acuerdo de cara a que finalmente haya president. Y ya me perdonaran, pero uno se queda perplejo, ¿Dónde quedan tantas asambleas?, ¿Dónde queda la militancia? Lo digo, porque hemos visto empates internos en la decisión de investir o no a Mas, y eso, debería hacernos pensar en si verdaderamente la CUP quería que algún miembro de Junts pel Sí fuese president o era mejor que se repitiesen las elecciones.

Hoy, viendo el resultado de la votación, nos queda claro, que se ha formado una manera de hacer política que durante un tiempo ha sido muy criticado por la clase política. El transfuguismo. Transfuguismo porque no se me ocurre otra manera de definir esos 2 diputados de la CUP que se han abstenido, pero que, deberán trabajar internamente en el grupo parlamentario de Junts pel Sí.

Hoy, Carles Puigdemont, es el 130 president de la Generalitat. Hoy, Catalunya inicia otra legislatura, ojo, 105 días tarde, 105 días después de haber sido espectadores de un espectáculo dantesco que ha rozado el más profundo de los ridículos.

A partir de hoy, veremos si alguien habla de paro, exilio juvenil, sanidad, educación, inversiones… en fin, veremos si verdaderamente esto ha dejado de ser un teatro y empieza a ser algo serio o pasa a ser un circo, y el espectáculo es aún todavía peor.

La sesión de hoy, a parte de larga, ha dejado momentos para todo. Pero para mí hay uno con el que me he quedado más sorprendido, y ha sido mientras Anna Gabriel hacía su intervención. Hemos podido ver como tuteaba al entonces candidato Puigdemont.

Teniendo esa imagen en la cabeza y viendo como ha acabado todo, me pregunto si la izquierda anticapitalista de la CUP, es como esa frase de Groucho Marx: “Estos son mis principios, y si no le gustan, tengo otros”.

Lo digo porque hoy hemos visto un pacto de anticapitalistas, con capitalistas, mejor dicho, con una mezcla de derecha catalana (CDC), ERC, Ómnium, ANC y algunos independientes que pasaban por allí y acabaron en la lista de Junts pel Sí.

Empieza otra etapa en la política catalana que seguramente provocará más artículos como este, pero también, nos dejará ver si el acuerdo que ha habido entre Junts pel Sí y CUP, funciona y sirve para algo, o, ver en 18 meses que la cosa no ha servido para nada más que para tener un grupo parlamentario calladito y quieto, ya que el acuerdo firmado, impide a la CUP votar con el resto de la oposición, cosa, que podría ser más propia de otros sistemas que no pasan por la democracia.

Sigo con mi recomendación: sigan cogiendo ese bol de palomitas, y ahora con más calma, seamos espectadores esta vez de un circo, dónde todos los personajes han empezado a salir a escena, eso sí, esta vez poco a poco.

Marc Guallar
Comunicador desde muy joven. Me encargo de la edición de las secciones de Opinión y Actualidad de la Revista Young. Informar, acercar la opinión al resto, desde un medio independiente y plural, un reto alucinante para los tiempos que estamos viviendo. ¿Lo seguimos junt@s?

Zidane al rescate

Publicación anterior

Mozart in the Jungle se corona

Siguiente publicación

Puede interesarte

Comentarios

No se permite comentar.

Más sobre Opinión