Conéctate con nosotros

hola que buscas

Cine

ANT-MAN, pequeño gran héroe

imagen de www.forbes.com
Imagen de www.forbes.com

Imagen de www.forbes.com

Darren Cross está a punto de descubrir el secreto de su antiguo mentor, Hank Pym; la capacidad de reducir a una persona al tamaño de un insecto con la ayuda de un traje especial. Esto, podría tener terribles consecuencias y para evitarlo, el científico necesita a Scott Lang, un ex convicto con las habilidades necesarias para internarse en las instalaciones de Cross y para ser Ant-man.

Segunda producción de Marvel studios que nos llega en este año y que supone, por una parte la presentación de otro personaje que posteriormente se incorporará a Los Vengadores – aunque en los cómics fuese uno de sus miembros fundadores- y por otra, el jugueteo con otro subgénero, a fin de evitar el agotamiento y estancamiento del que parece que se le acusa al cine superheroico, siendo este, el cine de robos.

Muchas dudas habían en torno a este film, pues el proyecto se llevaba “cocinando” desde el 2006, año en que el director de “la trilogía del cornetto” Edgard Wright se hacia cargo del libreto, y año tras año este era sometido a reescrituras sin recibir luz verde.

Con una fecha fijada de estreno, al final Wright, acaba saliendo del proyecto -aunque conserva el crédito de guionista- y entra en escena Peyton Reed como director, siendo el guión sometido a nuevas reescrituras. Y sin saber cuanto del guión de Wright vemos en pantalla, y a pesar de la bajóna que podía, a priori, dar el cambio de un director más personal, por otro más funcional, la verdad que el resultado se antoja de lo más divertido tanto en lo visual como en cuanto a lo que guión se refiere.

ant_man_still

Imagen de www.hollywoodreporter.com

“Hermanada” en tono con Guardianes de la galaxia, Ant-man supone toda una sorpresa -dentro de los parámetros de una producción Marvel– pues el guión sabe sacarle partido a los particulares poderes del nuevo superhéroe, por medio de algunos gags visuales muy acertados y con una historia de orígenes que mezclada con el cine de robos,  encuentra la mixtura perfecta para que la película se pase en un suspiro.

En cuanto al reparto, Paul Rudd -un actor que es imposible que caiga mal a nadie- se ajusta como un guante al rol de este Scott Lang cinematográfico. Evangeline Lilly, reciente aún su paso por la trilogía de El Hobbit, consigue colarse en otra franquicia blockbuster con un papel al que esperemos se le saque más partido en siguientes films, pues encuentro que aquí el rol de la chica no esta lo suficiente aprovechado y no pasa de los tópicos, sin llegar a ser una chica florero. Corey Stoll parece pasárselo en grande al encarnar al malvado de la función con un malo bastante caricaturesco y en ocasiones exagerado. Y Michael Douglas otorga a su Hank Pym, la presencia y oficio suficientes que necesita su personaje.

FX de ILM que aprovechan al máximo el juego de las escalas de tamaño. BSO de Christophe Beck que juguetea con temas de corte épico, misterioso y algunos que evocan a la música jazz que tan bien parecen sentarle al cine de robos.

Fresca, divertida, diferente. Ant-Man es cine de superhéroes optimista, colorido y juguetón, con un gran sentido del humor y una presentación de un personaje, del que dan ganas de ver más aventuras y que seguro quedará tapado en esa mastodóntica tercera parte de Capitán América que llevará por titulo Civil War, a la espera de las supuestas secuelas donde este héroe pueda campar a sus anchas.

Escrito por

Director de cine, blogger y vlogger (no son lo mismo), crítico de cine. Amante de la música, los cómics y sobretodo del cine; del fantástico en general y el terror en particular. Cinéfilo y cinéfago. Fan irremediable de Star Wars, Marvel, Evil Dead y John Carpenter.

Anuncio publicitario

Trending

Puede que te interese

Anuncio publicitario