Conéctate con nosotros

hola que buscas

Cine

Crítica de “Torrente 5: Misión Eurovegas” – ¿Esto no va a parar?

Santiago Segura lo ha vuelto a hacer. Y como él mismo dice: “Dejaré de hacer Torrente cuando la gente se canse.” Y, entonces, ¿ a qué esperamos ?.

“Torrente 5” tiene más ( no mucha más ) consistencia en su guión que sus hermanas mayores, obviamente hay que eliminar de toda esta ecuación a la causa mater: Torrente: El brazo tonto de la ley. Ahí si que podemos ver al autentico artista/director que es Santiago Segura, que recuerda directamente a esas pequeñas obras de calidad que eran sus cortometrajes.

La saga Torrente se ha convertido en la parodia nacional cinematográfica por excelencia que parece tener un lema: España es un país de chiste. Y no creo que vaya desencaminado, pero esto justifica que se llenen las salas y esta saga siga siendo de las más importantes de nuestra cinematográfica a nivel económico. Hay algo que se pierde en el camino y no se ve claro qué es.

650_1000_foto-protagonistas-torrente-5

El cine comercial tiene que existir para que la industria siga funcionando. El cine comercial le abre las puertas a todos los públicos de todo tipo de rangos y clases. Y en este caso Torrente se inclina por rizar un poco más el rizo y crear una proyección futura de España sesgada por la crisis y las neurosis separatistas. El marco de actualidad y su presentación es donde parece que se ha puesto todo el trabajo neuronal. Y la sana autoparodia es a veces, la mejor autocrítica. Pero ¿qué pasa después? Nada. O peor, lo mismo de siempre pero con más fanfarria presupuestaria. Un malo de lujo, persecuciones de lujo, reparto de lujo y hasta hay reapariciones que la conectan con su obra magna ( la primera parte ) pero nada de esto es suficiente cuando detrás no hay mucho esfuerzo.

pelicula-torrente-5-3

alec-baldwin-torrente-5-1050x639El relato tiene como base las películas de robos de casinos ( Oceans 11, 12, 13 ) y hasta una mención a estos. Los robos implican un mínimo de complejidad en la trama. No es así en este caso. Tenemos un grupo de negados sociales llevando a cabo esta trama y todo lo que eso conlleva, giros forzados y con calzador.
Por otro lado, hay una escena nostálgica muy plausible y referencias ligeramente divertidas pero esto no termina de despegar.

Se necesita darle un giro a su Torrente para que pueda llegar al reconocimiento. Con un respeto mínimo a la coherencia interna todo iría un poco mejor. No hay que perder la esperanza en Santiago Segura y en su niño interior.

 

NOTA: 3

Escrito por

Amante y estudioso del cine con todas sus consecuencias.

Puede que te interese

Anuncio publicitario