Conéctate con nosotros

hola que buscas

Cine

“La danza de la realidad” La mejor película del año.

Alejandro Jodorowsky es una figura conocida en todo el mundo, o en la gran mayoría, por su gran e importantísimos trabajos en varias ramas del arte como son la poesía, filosofía, escritura, también es guionista de cine y de teatro, director de cine, teatro y cómics (en colaboración con el ya histórico, Moebius), tarotista (tiene un café en París, al cuál espero ir en algún momento de mi vida, donde lo hace gratuitamente) y creador de la “psicomágia”, una terapia de curación con actos psicomágicos con el lema “el cuerpo acepta la metáfora”.

Él cuenta, en muchos de sus actos, su motivación dentro del arte. Todas sus propuestas llevan el sello del “Arte de la consciencia” y con un fin: crear consciencia para sanar y re-evolucionar, salir del capullo para mutar, en seres de plena consciencia y poder acabar con la “pudredumbre” que mueve a las personas sometidas a la sociedad contemporánea.

Jodorowsky_La danza de la realidad (1)

Su cine sigue sus ideales, ya en sus primeras obras relevantes, “Santa Sangre” (1989), “La montaña sagrada” (1973) y “El topo” (1970), se ve que con el uso del simbolismo más abstracto, la sátira o lo bizarro, mueve sus ideas creando un estilo propio que él mismo denomina “Jodorowskiano” y, egos aparte, tiene razón; todos sabemos que el surrealismo mueve lo icónico y simbólico para representar las neurosis de sus autores, mayoritariamente lo podemos comprobar en las obras los autores cinematográficos que se mueven en este marco ( David Lynch, Luis Buñuel, etc. )

danza-de-la-realidad-5801211279274

Para Jodorowsky o “Acercandowsky”, como le gusta llamarse, utiliza estos mecanismos metafóricos para hablar de la vida, de la belleza, de los traumas más ocultos en nuestro subconsciente, de todo lo que conforma nuestra sociedad que, poco a poco, se pierde en el abismo de lo material, del ego, para llegar a la esencia del ser: el amor.

la-danza-de-la-realidad

En “La danza de la realidad”, la primera de una serie de películas autobiográficas, habla de su infancia y está basada en sus primeros capítulos de la autobiografía también llamada “La danza de la realidad”. Esta película, que sigue la estela del cine “Jodorowskiano”, usa el simbolismo y actos de psicomágia dentro de él, pero tiene una estructura mas convencional y no es tanto un desparrame de surrealismo como sus hermanas “La montaña sagrada” o “El topo”.

En ella cuenta con la mayoría de su familia, también artistas, pero sin enchufismos, como él mismo dice, “Están dentro del proyecto porque son buenos artistas.” Así, su hijo Adan Jodorowsky compone el score de la cinta y tiene un pequeño papel como romántico golpista, su hijo Cristóbal tiene un pequeño pero relevante papel como “El teósofo” y el hijo restante, Brontis, hace de su padre, protagonista del filme. Aunque, anecdóticamente, la mayoría de personajes que aparecen en el relato ya son habitantes de Tocopilla, pueblo natal de Alejandro y ahora son los hijos de los personajes a los que retrata.

“Trabajo a partir de lo que vi. Ese heladero estaba. Imagínate la importancia de un heladero en un sitio donde en tres siglos no había llovido. El peluquero era japonés y por la mañana iba a disparar con el arco en la playa. Los chinos estaban ahí, tenían sus restaurantes y también la medicina. Era un puerto internacional con más de cuarenta barcos, y la ciudad ganaba el dinero con prostitutas y cargando barcos. Los mutilados los vi. Eran obreros de las minas de cobre, la dinamita les apuntaba los miembros y luego los corrían como perros. Entonces vivían de la caridad pública y en esa esquina que los ves en la película se emborrachaban tomando alcohol para quemar en las lámparas y se volvían locos. El hombre sin brazos que se rasca, venía a mi negocio, le llamaban El Moscardón y tenían que rascarle la espalda… todo lo viví”.

a3671-realidad7

Con toda esta intencionalidad, “La danza de la realidad”, se convierte en la mejor película del año, con diferencia. Es una obra que trasciende, que profundiza en ti, si te abres a ella, que te remueve por dentro, y se planta dentro como una semilla. Y seguramente, lo que brote de ella será lo mas esencial de lo esencial, ese primer movimiento cósmico, el amor.

Este autor se desnuda para que nos desnudemos todos con él y crear un movimiento trascendental de cambio, eliminando el primer obstáculo fáctico: el miedo. El miedo a la muerte que se transforma en miedo a vivir y relacionarnos, para formar una única consciencia.

Con todo esto “La danza de la realidad” se convierte en un primer paso para empezar a creer en el cine, para después creer en el arte mas allá de cualquier ombligo, y empezar a creer en la vida.

La-danza-de-la-realidad-Fotografía-de-Pascale-Montadon-Jodorowsky

NOTA: 10

Escrito por

Amante y estudioso del cine con todas sus consecuencias.

Puede que te interese

Anuncio publicitario