YOUNG España

Qué le pido al 2018

Hoy 01 de enero, es momento de hacerle una carta a este 2018, pidiéndole algunas cosillas y sobretodo dejando claro que no hay que repetir del 2017.

Querido 2018, sé que solo llevas unas horas en marcha, pero creo, que es momento de que se te empiecen a hacer algunas peticiones, básicamente porque el 2017 no fue de los mejores años que podamos recordar.

Aprovechando que aún queda todo este año, no está de más que empecemos a dejar claras algunas cosas que se deben modificar, arreglar e incluso hacer desde 0. Este país no puede seguir en 2018 igual de mal que lo ha estado en 2017, porque no nos engañemos, si miramos algunos datos… el 2017 ha sido un año de vergüenza.

Acabar de una vez con la violencia machista


La primera de las peticiones que se le pueden a este 2018 que empezamos, es acabar ya de una vez por todas con la lacra de la violencia machista. Este 2017 que hemos acabado, ha sido letal en datos sobre violencia machista. 48 mujeres muertas, 8 niños muertos y 27 huérfanos. Con estos datos, es momento de plantear seriamente que hacemos para que esta mancha salga de nuestro historial de una vez por todas.

Es momento que la clase política se dé cuenta que la violencia de género acumula más muertes que el terrorismo de ETA, y por tanto, algo se debe hacer. El pacto de estado, aparte de llevarlo a cabo debe efectuarse bajo un presupuesto que permita que haya herramientas y organismos que eviten que este año tengamos alguna víctima.

España no puede permitirse ninguna víctima más. Este 2018 debemos llevar a cabo un freno en seco ante este terrorismo que estamos viviendo. Esta debe ser la primera petición/medida que se debe implementar este año, acabar con la violencia de género debe ser la primera tarea de este 2018.

Reforma constitucional

La segunda petición que se debe hacer para este 2018, es la reforma constitucional. Ahora que cumpliremos 40 años desde que se firmó en 1978, deberíamos ser capaces de sentarnos las diferentes sensibilidades de este país y modernizar y adaptar el texto constitucional a los tiempos en los que estamos.

El desafío catalán, si es que se le puede llamar así, ha sido una de las gotas que ha podido colmar el vaso. Es momento de intentar recomponer todo lo roto, y una de las medidas que podría ser parte de la solución. Es momento que entre todas las Comunidades Autónomas se pueda realizar una relación más profunda y más conjunta con el resto del territorio, es momento de poner en conjunto cosas tan básicas como un censo sanitario entre comunidades que permita poner facilidades a los ciudadanos que puedan necesitar asistencia fuera de su localidad.

La reforma del estado de las autonomías actual, un estado federal, podría ser una solución que incluso puede arrastrar a una Europa federal, si se sabe vender y se aprovechar la reforma como un nuevo acuerdo de convivencia, a la vez, reformando y actualizando en profundidad un estado que cumplirá 40 años en diciembre. La segunda petición que le podemos hacer a este 2018, es firmarnos todos un nuevo acuerdo de convivencia.

Recuperación de derechos

Este 2018, otra de las peticiones que podemos hacer, es que la recuperación de derechos perdidos, y me refiero a derogación de leyes polémicas que ha aprobado el PP, recuperar la negociación colectiva, aumento de las pensiones…. en definitiva este 2018 debe ser un año donde el Congreso de los Diputados fuerce a hacer políticas sociales de verdad que permitan a la ciudadanía per recuperar cierto nivel de vida más digno que el que nos ha dejado los dos gobiernos del PP.

Derogar la reforma laboral, la ley mordaza incluso la LOMCE debería ocurrir en la vuelta de vacaciones de los diputados. Si queremos ir a mejor, si o si, debemos dejar atrás estas medidas y debemos andar hacia nuevas políticas que mejoren nuestras vidas y de una vez por todas nos permitan vivir mejor.

2018, año ambicioso

Este 2018, en definitiva, debe servir para mejorar nuestra calidad de vida y a la vez nos lleve a mejoras. Este 2018 debe servir para cerrar todo aquello que ha quedado a medias en el 2017, debe servirnos también para reflexionar. Este año que ahora empezamos, debe servirnos para reflexionar, sobre lo que no ha funcionado (que ha sido mucho) y sobre lo que a partir de ya deberíamos empezar a cambiar.

Este 2018 seguramente en peticiones será un año ambicioso. Lo que debemos plantearnos todos, es si esta ambición nos llevará a buen puerto o sin embargo acabaremos peor de lo que hemos empezado. Sinceramente, este 2018 debe servirnos para ser optimistas, creo, que nos merecemos pensar que será mejor que el anterior, aunque, en vista de cómo se mueven los acontecimientos, cualquier cosa puede ocurrir tranquilamente.

Espero que todos tengamos un buen 2018 que empezamos. Espero que las peticiones que algunos hacemos a este año se cumpla y por fin, ciertos actos se acaben sobre todo, si afectan a la mitad de la población. Nadie es más que nadie, y no es no, estas dos frases deben entrar a todo el mundo en la cabeza ya en estos días.

Comparte este artículo con tu gente

Marc Guallar

Comunicador desde muy joven.
Me encargo de la edición de las secciones de Opinión y Actualidad de la Revista Young. Informar, acercar la opinión al resto, desde un medio independiente y plural, un reto alucinante para los tiempos que estamos viviendo. ¿Lo seguimos junt@s?

Agregar comentario

  • Responsable YOUNG España
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://revistayoung.es/aviso-legal/.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.