YOUNG España

Política: cuestión de momento y de lugar

El presidente del Parlament, Roger Torrent, visita el colegio de abogados, ante un acto del mundo de la judicatura, y su intervención en defensa de los presos independentistas acaba en la marcha de algunos asistentes.

Roger Torrent, dejó mucho que desear en su intervención en el colegio de abogados el pasado viernes. El presidente del Parlament, mencionó la existencia de presos políticos por motivos inexistentes ante un auditorio del ilustre colegio de abogados de Barcelona, con el presidente del TSJC, el ministro de justicia, abogados, jueces… en definitiva ante el mundo de la judicatura, y la verdad que fue bochornoso.

Torrent, consiguió que algunos asistentes – entre ellos el presidente del TSJC – marchasen incomodos por lo que oían, otros en cambio, aplaudían al político ante el sonrojo de la decana del colegio de abogados, que afeaba el discurso y le pedía que acabase cuanto antes. Una imagen que deja mucho que desear y nos muestra claramente cuál es el modus operandi de una clase política que cada vez va a peor.

Discurso fuera de lugar

No es nada correcto, ver cómo el President del Parlament, aprovecha un acto como el del pasado viernes, demostró falta de decoro, falta de profesionalidad y sobretodo poco interés en coser esas heridas, que tanto quería coser en su discurso de toma de posesión del cargo.

La imagen de Torrent, ante ese auditorio, intentando acabar ese discurso tras lo que había provocado… demuestra claramente que la política siempre requiere de momento y de lugar, y el pasado viernes, no hubo ni una cosa ni la otra. Fue grotesca la escena, un presidente del Parlament diciendo al mundo de la judicatura que debe hacer, o mejor dicho, lo mal que lo están haciendo… creo que no era apropiado y que esta imagen, daña aún más las instituciones catalanas.

El presidente de la cámara catalana, no solo metió la pata, dañó aún más la imagen de su cargo. Dañó la imagen de la presidencia del Parlament, que ya venía tocada de su antecesora en el cargo Carme Forcadell.

Propaganda, como método de trabajo

Puedo estar de acuerdo en que se diga que actualmente, Roger Torrent, es la máxima autoridad política en Catalunya, teniendo en cuenta que aún no hay un gobierno. En lo que no puedo estar de acuerdo es en que haya dejado de lado el decoro y el protocolo y haya ido a hacer una intervención que parecía más un spot publicitario que una declaración del president del Parlament.

  Paradojas de la vida: Día ¿de que Europa?

El pasado viernes, pudimos ver otro gesto más en la línea del procés. Otra vez volvemos a ver gestos ofensivos, otra vez volvemos a ver cómo a ver la imagen de unos contra otros, en lugares que no toca y provocando sonrojo a quienes lo vemos desde la distancia.

Tengo la sensación, que estamos ante políticos que hacen de su ignorancia o su poco decoro una manera de trabajar, ya que lo único que pueden empezar a producir es una apatía profunda de la sociedad hacia ellos.

Política de retroceso, no de avance

Lo visto el viernes, no debía ocurrir. El viernes era un buen día para ver buenas formas, buena sintonía y sobretodo algo que hace tiempo se está perdiendo, diplomacia. Últimamente la política esta falta de diplomacia y se nota.

Empieza a ser muy aburrido que los gestos sean los mismos, los discursos sean los mismos y los episodios sean los mismos. No está cambiando nada. No está avanzando nada. Nos estamos quedando en una “pantalla” que sólo sirve para retroceder si no se empieza a mover ya el calendario hacia una investidura.

Me queda claro que eso que se enseña de pequeños, o al menos a mí, el saber estar, el saber comportarse en cada momento, el saber respetar la diversidad ideológica, y Torrent hoy ha querido marcar territorio, con su línea, lo que ha provocado que algunos marchasen y otros, los suyos, le aplaudiesen. ¿Saben una cosa? Esto es una clara imagen de cómo se hacen las cosas mal. Llegó tarde al acto para no saludar al ministro de justicia, otro ejemplo más de soberbia, de superioridad… en definitiva un exceso de ideología y testosterona que no aportó nada.

Comparte este artículo con tu gente

Marc Guallar

Comunicador desde muy joven.
Me encargo de la edición de las secciones de Opinión y Actualidad de la Revista Young. Informar, acercar la opinión al resto, desde un medio independiente y plural, un reto alucinante para los tiempos que estamos viviendo. ¿Lo seguimos junt@s?

Agregar comentario

  • Responsable YOUNG España
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://revistayoung.es/aviso-legal/.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.