YOUNG España
AP Photo/Dmitry Lovetsky

Nuevas olas de violencia homófoba

Egipto y Chechenia son el escenario de dos de los brotes de homofobia de Estado más virulentos que han surgido últimamente a nivel mundial. 

Si bien el colectivo LGBT es objeto de discriminaciones y violencias en todo el planeta, estos dos casos resultan especialmente alarmantes y requieren una reacción inmediata por parte de la comunidad internacional. ¿Qué es lo que está pasando exactamente en estos dos territorios?

EGIPTO

Condenas de hasta cinco años de prisión a personas homosexuales sólo por su orientación sexoafectiva. 

Esto podría ser una realidad en Egipto si se aprueba la propuesta de Ley que se ha presentado en el Parlamento Egipcio por parte de más de sesenta diputados. 

El texto propone penas que pueden ir hasta los 5 años de prisión – o hasta los 15 años en caso de ‘múltiples cargos’ – para las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo. 

Hasta ahora, el colectivo LGBT era castigado en Egipto en base a una legislación más general, la que regula la prostitución, que podía conllevar hasta tres años entre rejas. 

Con la nueva propuesta de Ley, no sólo aumentarían los años de condena, sino que además se podría castigar también la promoción o publicidad de reuniones del colectivo LGBT, o la exhibición de símbolos o carteles. La ley también permitiría publicar los nombres de las personas condenadas en periódicos públicos de gran tirada, con el objetivo de humillarlas.

Varios hombres aguardan en una celda para ser juzgados por haber participado en una boda gay en El Cairo. AFP
Varios hombres aguardan en una celda para ser juzgados por haber participado en una boda gay en El Cairo. AFP

Esta propuesta legislativa forma parte de la ola de represión homófoba que comenzó en Egipto el pasado 22 de septiembre, cuando se exhibió una bandera arco iris en un concierto en El Cairo. El Estado decidió responder a este acto con una represión sin precedentes: más de 70 personas han sido detenidas en Egipto desde el día del concierto según Amnistía Internacional, acusadas de ser homosexuales. 

Algunas de ellas habrían sido sometidas a exámenes anales, lo que podría constituir un acto de tortura según la definición internacional de la misma. De estos detenidos, al menos 20 habrían sido ya condenados en base a la legislación actual, según afirma Amnistía.

El Comité de Derechos Humanos de la ONU ya consideró en 1994, en el caso Toonen v. Australia que las leyes que criminalizan la homosexualidad vulneran el derecho a la vida privada, garantizado en el artículo 17 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Esta visión es compartida por otros organismos internacionales como el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

CHECHENIA

“Sois una vergüenza para nuestra gente; no deberíais existir. Os capturaremos a todos.”Esto es lo que habría afirmado la policía chechena en relación al colectivo LGBT del país, según afirma la organización Russia LGBT Network.

Desgraciadamente, el caso de Egipto no es el más grave en cuanto a la persecución que vive el colectivo LGBT actualmente. Varias fuentes siguen apuntando a un posible exterminio sistemático de personas acusadas de ser homosexuales la república rusa de Chechenia.

La pasada primavera nos llegaban noticias estremecedoras de Rusia: al menos 100 personas habrían sido detenidas, torturadas y encarceladas por “sospechosas de ser homosexuales”

Algunas fuentes hablaban de la posible existencia de verdaderos campos de exterminio para personas homosexuales en Chechenia. Elena Milashina, periodista del diario que reportó los hechos el pasado abril, ya anunciaba que les constaba la existencia de cuatro cárceles secretas donde tenían detenidas a personas LGBT, donde eran golpeadas, torturadas y asesinadas.

Siete meses después, y ante la vergonzosa pasividad internacional, las cifras de víctimas han ido en aumento

El diario ruso Novaya Gazeta informaba meses después de que el número de detenidos superaba los 200, y que un total de 27 personas habrían sido ejecutadas

El miedo impide que amigos o familiares de las víctimas denuncien la situación. Mientras tanto, siguen llegando testimonios absolutamente aterradores de personas que han sido víctimas de esta “purga” contra el colectivo gay en la república caucásica. 

Es el caso de Maxim Lapunov, detenido y torturado durante doce días por la policía chechena, que ha podido huir del país. Lapunov explica cómo lo capturaron durante la noche, le interrogaron y torturaron para forzarle a delatar a otras personas homosexuales, y lo encerraron en una celda donde recibía palizas diarias. Lapunov explica que cada día le aseguraban que lo matarían, y le decían cómo lo harían.

El artículo continua en mi web.

Comparte este artículo con tu gente

Ton Mansilla

Soy un abogado especializándose en Derechos Humanos en la National University of Ireland, Galway.

Soy miembro del grupo de jóvenes del Casal Lambda, asociación barcelonesa de activismo LGBT y actualmente soy activista del grupo local de Amnistía en Galway, Irlanda.

Me interesan especialmente ámbitos como los derechos civiles y políticos, los derechos del colectivo LGBT, los derechos de los refugiados, la aplicación de los Derechos Humanos en el sistema judicial y penitenciario, entre muchos otros temas relacionados con el activismo y la abogacía al servicio de las personas.

Veo el Derecho como una de las herramientas más poderosas para el cambio social, un recurso básico para aquellas personas y colectivos oprimidos para poder luchar contra las relaciones de poder que los dominan. Un puente, en definitiva, hacia la libertad y la dignidad de todas las personas.

En mi blog escribo sobre actualidad y derechos humanos: https://tonmansilla.wordpress.com/

Agregar comentario

Descargas gratis

Publicidad

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com