YOUNG España

Modas femeninas actuales de “postureo”, baile…y seducción

Estamos asistiendo a una amplia proliferación de videoclips, videos e imágenes de personas “no famosas”, “pseudofamosas” y “famosas”, en redes sociales u otros medios, en los que se muestra cada vez más una mujer que, lejos de aquella chica de anos atrás que recalcaba sus atributos dulces y acatados; es una mujer atrevida, sensual, y provocadora.

Se empezó con este movimiento de “egoísmo fotográfico” con el “selfie”, y su respectivo “palo selfie”. Haciéndonos fotos a nosotros mismos, tuvimos que evolucionar: “si todos nos hacemos fotos a nosotros mismos, hay que hacer gestos que nos diferencien los unos de los otros”. Y de ahí surgieron las “caritas” que ponen, los jóvenes y no tan jóvenes, en sus “autofotos” y sus “autovideos”.
Estamos rodeados en facebook, Instagram, twitter, en la televisión…de mujeres que sacan para fuera los labios, como si más que “tirando” un beso estuvieran haciendo una apuesta de a ver quien llega más lejos con los labios; que sacan la lengua, a veces un poco como si no hubiera un mañana; que ponen las cejas en gesto de sorpresa, pena, o de enfado-ser super “malota”. También, a veces abren mucho los ojos, o bien los cierran como si se acabaran de despertar; a veces apretan los mofletes, o giran la cara a modo de “cachorrito”.
Con respecto a las posturas que hacen con el cuerpo, veo cada vez más movimientos repetitivos a modo de “hipnosis”, moviendo el cuerpo de un lado al otro, y también veo muchas veces el gesto de la mano, tan usado actualmente: la v de Victoria. Hay una nueva versión edulcorada de dicha V: señalar con el dedo indice a uno mismo, con la mano apoyada sobre el estomago o el pecho. A todos estos gestos o movimientos corporales, claro esta, hay que añadirles las “caritas” anteriormente citadas, para que la caracterización visual del personaje sea completa.
Por ultimo, quiero hablar de nuevas tendencias de baile femeninas. Desde hace unos anos, vemos que el baile ha ido acumulando fuerza, rapidez y pasos difíciles de hacer sin cierta practica. Lejos de nuevo de la mujer de hace bastantes más anos, que era grácil, suave, y parecía flotar por encima del agua, sin poco más trabajo que el de sonreír, seguir la música y dejarse guiar por un hombre.
Ahora, en cualquier medio, incluso en anuncios que antes se encasillaban en una marca elegante para un publico selecto, sobrio y comedido, vemos que la mujer baila de forma espasmódica, dando un paso claro e intencionado de la sensualidad al erotismo,

Los pasos que más veo y que tanto se diferencian de lo visto hasta ahora son: bajar de cuclillas rápidamente al suelo, con las rodillas hacia dentro, mentón bien levantado, y rápidamente sacar una de las rodillas hacia fuera, con un leve saltito, volverla a su sitio, y repetir lo mismo con la otra pierna, todo ello sin levantarse del suelo. Con este movimiento, se pretende mostrar las partes más intimas de la mujer, y se hace con fuerza, convicción, y sin miedo, de ahí que el mentón este tan levantado como diciendo “esto es lo que hay, aquí estoy, tienes algún problema?”.
El segundo paso, que empezó a verse sobretodo gracias a “Miley Cyrus”, es el de sacar bien el culo a fuera, moverlo de arriba a abajo sin mover las piernas (estas dos bien separadas), y haciendo así que el culo parezca un globo con el que den ganas de jugar. Mirando el conjunto de esta postura, es claramente sexual, más que erótica, ya que es difícil imaginar que nos pongamos en esa postura para hacer otra cosa que no sea mantener relaciones sexuales.
En resumen, la tendencia actual de “postureo” y de baile femeninos, es mostrar una mujer fuerte, decidida, que hace lo que le apetece, que también insinúa y es muy sensual, incluso a veces innecesariamente pero por inercia. También, vemos una mujer que parece necesitar mucho más que un físico, ya no sirve con ser atractiva, ahora para “destacar” hay que saber “moverse” dentro de estos nuevos cánones de gestualidad y baile.

Creo que, al fin y al cabo, nos estamos haciendo esclavas de unas exigencias sociales extremas, dado que, aunque ya sabemos que la imagen importa, ahora ademas hemos de ser algo parecido a unas “contorsionistas”, para que un hombre piense de nosotras “wow”. No siempre hemos de necesitar que piensen “wow”, a veces deberíamos seguir siendo unas chicas, con su gracia, su inteligencia, su torpeza, y su cara neutral en las fotos o videos. Para las que piensen mucho en su físico, entre las que me incluyo: evitaremos dislocaciones de cadera y muchas arrugas faciales, cuando seamos mayores, si no somos tan esclavas de estas nuevas modas. Lo más importante es que evitaremos tener que hacer “tantas cosas” para que alguien se “fije en nosotras”, sera suficiente con que seamos lo que somos.

Comparte este artículo con tu gente

Lidia Fuentes Alonso

Colosal, intensa, indescriptible. Me licencié en psicología y posteriormente realicé un máster de psicología clínica, sin embargo tengo muchos conocimientos del porvenir humano, más que por mis estudios, debido a mi vida tortuosa y por mis supuestas “etiquetas mentales”.
Espero poder mostraros mi particular visión de la vida, que os interese y entretenga.

Agregar comentario

Publicidad

Publicidad