YOUNG España

Y el juez confirmó el 3%

Se ha sabido ya la sentencia del “Cas Palau” y se ha demostrado judicialmente, que la antigua Convergència, actual PDECAT se financió de forma ilegal.

Ha salido ya la sentencia del Cas Palau. Pocas sorpresas aparentemente, pero una cosa nos puede quedar clara, Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), actualmente Pdecat, se financió ilegalmente.

Después de 8 años desde que se abrió el caso, ya podemos decir que hubo expolio en el Palau de la Música Catalana, después de 8 años ya se puede afirmar que lo del 3%, ni son manías ni teorías conspiranoicas en contra de un partido, hoy ya podemos afirmar que  la corrupción en CDC existió y que jugaron sucio económicamente.

Una trama perfectamente estructurada

Fuente: Público

La sentencia que ya se ha hecho pública, saca a relucir lo que durante mucho tiempo ha sido un secreto a voces, es decir, que el 3% existía y era algo más habitual de lo que muchos se pensaban. Hoy, gracias a la justicia, sabemos cuál era el modus operandi y sabemos que entre Millet y los Montull (padre e hija), había un entramado donde se hacían llegar donaciones a CDC mediante pagos de Ferrovial, a cambio de que la empresa obtuviese concesiones de obra pública.

a cambio de que la empresa obtuviese concesiones de obra pública

Queda demostrado que se ha delinquido de forma descarada con dinero público, que lo hizo un partido político como CDC y que además estuvo de por medio una entidad como el Orfeó y el Palau de la Música. Esta trama, se cierra después de 8 años dejando claro que ha habido mala praxis en la formación que durante 32 años estuvo al frente de la Generalitat de Catalunya.

CDC debe pagar 6,6 millones

Fuente: CCMA

Las condenas que ha emitido el juez, son elevadas a lo que en materia económica se refiere. Una de las que más han llamado la atención, y no es para menos, es la condena que ha emitido el juez a la antigua Convergència (CDC) por “Decomiso de los beneficios obtenidos en la comisión de tráfico de influencias por valor de 6.676.105,58 euros”, queda probado entonces que aquello que dijo Pasqual Maragall, no era una locura del entonces president, sino, una realidad que salió a relucir allá por el 2005 en sesión parlamentaria y que desapareció del diario de sesiones del parlament.

tráfico de influencias por valor de 6.676.105,58 euros

Es momento para que el Pdecat de alguna explicación. Si, han leído bien, el Pdecat, este partido que se ha fundado para intentar tapar esto que nos cuentan esta semana, que CDC, el partido de Mas, Pujol & cia manejaba de forma irregular dinero público a través del Palau. Deberían decirnos algo, alguna cosa, ¿o nos lo van a ocultar todo bajo el argumentario que llevan últimamente en contra de España?, creo sinceramente que el mismo Carles Puigdemont debería explicarnos que le parece esta sentencia judicial, de más de 8 años de caso.

Sentimiento de vergüenza

Después de ver como ha quedado todo tras la sentencia que se ha publicado, el sentimiento que me recorre, es de vergüenza. Vergüenza por lo que se ha sabido, por lo que han dicho y por lo que nos han intentado hacer creer, un partido que durante 23 años estuvo al frente de la Generalitat y que se supone, todo lo que se ha venido diciendo sobre el Cas Palau, eran difamaciones del resto de formaciones políticas y demás.

Me parece repugnante que a estas alturas pretendan decirnos cualquier cosa que no pase por una disculpa pública. Han montado ciertas martingalas por intentar ocultarnos lo que una sentencia judicial ha dicho que existía, comisiones del 3-4% hacia un partido para favorecer empresas.

Creo sinceramente que desde el Pdecat es hora de empezar a tirar de hemeroteca y disculparse tanto por lo que dice la sentencia por todo lo demás que han ido diciendo.

La ciudadanía merece ver ciertos cambios, y uno de ellos, pasaría por ver a algún dirigente del Pdecat asumir que se hicieron cosas mal, muy mal, y que pagaran por ello (veremos cómo). Si es cierto todo lo que van pregonando, creo que llegan tarde para hacer una aparición pública argumentando lo que les parece la sentencia y de qué manera ajustaran cuentas con la ciudadanía.

Si creen que son nueva política, harán alguna cosa, si quieren seguir siendo la vieja política que son, siento decir que no harán nada y que buscaran cualquier excusa para intentar defenderse, de momento, gracias a la justicia podemos saber que el 3% no fue un invento, fue una realidad.

Comparte este artículo con tu gente

Marc Guallar

Comunicador desde muy joven.
Me encargo de la edición de las secciones de Opinión y Actualidad de la Revista Young. Informar, acercar la opinión al resto, desde un medio independiente y plural, un reto alucinante para los tiempos que estamos viviendo. ¿Lo seguimos junt@s?

Agregar comentario

Publicidad

Publicidad