YOUNG España
Life and Style

Inauguran el primer hotel sin puertas ni ventanas

Se trata de una suite al aire libre en mitad de los Alpes suizos, a unos 6.463 pies de altura sobre el nivel del mar

Suiza comienza a ser un país con una oferta turística muy diversificada. Además del conocido reclamo de sus majestuosas montañas, las pistas de esquí, la excelente gastronomía y las numerosas tiendas de suvenires, ahora el visitante puede disfrutar del Null Stern, el original hotel de inspiración minimalista.

El Null Stern está ubicado en mitad de los Alpes suizos, a unos 6.463 pies de altura sobre el nivel del mar. Y su originalidad reside en un diseño que parece decirnos que la escasez de todo es la clave para una vida simple, feliz y tranquila. Y cuando decimos “todo” nos referimos a la ausencia de edificio, paredes, techos, etc.

 

Appenzellerland.ch

 

Y es que este hotel pretende despojar al cliente de todo elemento sobrante y dejarle con lo esencial: el bello paisaje alpino. Según su co-fundador, Daniel Charbonnier, el objetivo de esta suite es “poner al cliente en el centro de la experiencia, para que se concentre en lo intangible mediante la reducción de todo lo demás al mínimo”.

 

Comunicae

 

Para conseguirlo, Charbonnier trasladó el dormitorio a la montaña y allí lo dejó, al aire libre, prescindiendo incluso de algo tan necesario para la vida diaria como es el cuarto de baño. Alega el hotel que hay un baño público a solo 16 km de allí. También, por supuesto, que se puede hacer uso de la propia naturaleza.

 

Youtube

 

La suite consta de cama de matrimonio extragrande, dos mesitas de noche, dos taburetes y lámparas. El suelo fue apisonado por una máquina para darle una mayor confortabilidad y convertir la habitación en un estupendo mirador con vista de 360 grados.

 

Calida

 

Y pese a que Null Stern significa ‘cero estrellas’, este hotel dispone de servicio de habitaciones. Un mayordomo, instalado en una cabina de madera cercana, provee a los huéspedes de todos los avituallamientos necesarios para cubrir la estancia, incluido el desayuno en la cama. La noche cuesta 250 francos suizos (260 dólares). Y solo se pueden hacer reservas en primavera y otoño, con opción a cancelarlas si hace mal tiempo.

 

Comparte este artículo con tu gente

Antonio González Aguayo

Licenciado en Historia y Arte Dramático. Si eres de los que empiezan a leer los periódicos por la última página, este es tu sitio. Bienvenid@!

Agregar comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com