YOUNG España
Página Siete

Este monarca tiene un palacio muy peculiar

Se llama Marcio Mizael Matolias y hace 22 años que vive dentro de un enorme castillo de arena

Desde hace 22 años, en Barra da Tijuca, Río de Janeiro (Brasil),  hay una monarquía. O al menos en su playa reside un rey. Por supuesto un rey muy especial. Se llama Marcio Mizael Matolias, aunque todo el mundo lo conoce como “el rey de la playa”.

Lo especial de este monarca de 44 años, soltero y sin hijos y que le gusta lucir a plena luz del día y para los turistas su corona y su cetro, es que vive en un enorme castillo de arena. Él asegura que ya no podría vivir en otro sitio y que el municipio no le ha puesto pegas hasta la fecha. “Me crié en la Bahía de Guanabara y siempre he vivido en la playa”, por lo cual “no debo pagar ningún tipo de cuentas y tengo una buena vida”, declaró a la AFP.

 

Primorske Novice

 

La idea de vivir en un castillo de arena se le ocurrió después de que un amigo le enseñara a construir pirámides en la playa. Marcio tuvo entonces una revelación. ¿Por qué no integrar en una sola obra la animación turística con la escultura efímera? Y se puso manos a la obra. “Me convertí en una atracción turística de algún modo y también en un servicio social”, remarca Marcio.

O Globo

 

Entre sus quehaceres diarios están los de jugar al golf de playa, pescar, pasear, leer libros y meditar. Actividades muy propias de un rey. También le dedica tiempo a mantener compacta la arena de su vivienda. Dentro, apenas le quedan tres metros cuadrados para dormir y guardar sus trastos. Sus necesidades las realiza en el puesto de bomberos más cercano, donde puede usar el baño y la ducha por menos de un dólar.

 

Actualidad.rt.com

 

Marcio vive del turismo, de exhibir su castillo y de exhibirse él mismo como monarca. La gente se vuelve loca haciendo selfies. Afuera tiene una caja para las donaciones. A veces un centro comercial le paga por hacer una escultura de arena para algún evento especial.

 

Getty images

 

La única desventaja de su hermoso castillo es que “la arena retiene todo el calor“, así que a veces “no puedo dormir aquí dentro por la noche y me voy a la casa de un amigo”, afirmó. “Pero la verdad es que prefiero quedarme aquí, aunque tenga que dormir fuera, al lado del mar”, confesó.

 

Comparte este artículo con tu gente

Antonio González Aguayo

Licenciado en Historia y Arte Dramático. Si eres de los que empiezan a leer los periódicos por la última página, este es tu sitio. Bienvenid@!

Agregar comentario

  • Responsable YOUNG España
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://revistayoung.es/aviso-legal/.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.