YOUNG España

Carles Campuzano: “Los que votamos a favor del matrimonio homosexual, se demostró que estábamos en el lado bueno de la historia”

El Portavoz parlamentario del PDeCat en el Congreso hace 13 años votó a FAVOR del matrimonio igualitario, hoy le preguntamos su posición sobre la medida que cambió nuestro país hace poco más de una década y lo que aún queda pendiente

Se van a cumplir 13 años de la aprobación del Matrimonio igualitario, usted fue de los diputados que pidió libertad de voto para votar a favor: ¿Cómo recuerda aquellos días de debate y aprobación de la ley en el Congreso?
Fui más consciente de la implicación de esa votación, cuando al cabo de unas pocas semanas, asistí a la primera boda de dos conocidos. Y la imagen de normalidad que supuso, que dos hombres entrasen juntos, la emoción de los padres de los dos chicos, era la expresión de la normalidad, de que el marco legal reconociese que el amor entre dos personas del requería el mismo reconocimiento legal que el amor entre dos personas de distinto sexo, por tanto, creo que fue de las buenas leyes en las que he podido votar durante mi vida como parlamentario.

Usted, como decía antes, pidió libertad de voto: ¿Tuvo muchos problemas en su partido para la libertad de voto?
En Convergència había una tradición hace muchos años, en asuntos donde las opiniones de la militancia o los cuadros no eran coincidentes y que afectaban la conciencia individual, los diputados pudiésemos votar en conciencia, sucedía lo mismo también con el aborto.

Ahora mismo hemos tenido el debate sobre la eutanasia y yo como portavoz plantee si algún diputado tenía algún tipo de duda en términos de conciencia para que pudiese ejercer ese voto en conciencia.

Sí que es cierto, que nosotros en esa época coincidíamos con Unió Democràtica, y en el grupo parlamentario, Unió tenía una posición de reconocimiento de la libertad de conciencia y en algún momento tuvimos alguna discusión, pero, en general, creo que la posición que tuvimos entonces, los que votamos a favor del matrimonio homosexual, se demostró que esta era la buena opción, estábamos en el lado bueno de la historia.

Espero que los que entonces no votaron a favor, hoy votasen favorablemente.

Ahora que el Pdecat, ya no está con Unió, ¿cree que todo su grupo votaría a favor de esta ley? O ¿pasaría como hace trece años y se pediría alguna libertad de voto?
Yo creo que trece años después, es muy evidente que el lado bueno de la historia, está en los que votamos a favor. Espero que los que entonces no votaron a favor, hoy votasen favorablemente, yo creo que sí, yo que he hablado con alguno de ellos en alguna charla, me reconoce hoy en día, que la opción correcta era estar a favor de esa ley.

¿Cómo valora los 13 años de matrimonio igualitario, desde que se aprobó hasta la actualidad?
Yo creo que la cuestión gay, de vulneración de derechos, ya no es un problema en España, por tanto, el matrimonio ha ayudado a normalizar esa realidad.

Hoy, vemos tranquilamente por la calle cómo dos chicas y dos chicos pueden ir de la mano, se pueden besar, que la realidad de las familias es mucho más plural y más diversa, por tanto, el matrimonio le ha dado, por fin, viso de normalidad a lo que durante muchos años estuvo escondido, estuvo reprimido.

No quiere decir eso ni mucho menos, que los prejuicios hayan desaparecido. Y prejuicios continúan habiendo muchísimos, y en un entorno dónde el machismo continua siendo muy relevante no podemos dar por ganada la batalla de la aceptación, de las opciones diversas de las personas.

Fotografía de Daniel Cortés

Del 1 al 10, ¿nos puede poner una nota sobre cómo está España en materia de protección de derechos LGTBI, siendo 1 muy mala 10 muy buena?
Hombre, si lo ponemos en relación al resto del mundo, España tiene una nota muy alta, podría estar perfectamente entre un 7 y un 8, si lo situamos en el terreno de lo que debemos de aspirar, nos podríamos quedar entre un 6 y un 7.

Hablábamos de derechos LGTBI, pero hay datos que no son muy buenos. Por ejemplo en Madrid, se han registrado 239 agresiones en 2016, o 197 en 2017, ¿Qué medidas puede impulsar su partido o impulsaría usted para revertir estos datos?
Yo creo que debemos de entrada, ayudar a crear un clima social, que haga rechazable cualquier tipo de violencia, incluyendo también la violencia contra las personas LGTBI, y quiere decir que todavía en el terreno de los prejuicios, existe mucho por hacer y por promover.

Más allá de la generación de un discurso o de un relato, que ponga acento en la diversidad, es muy evidente que en el ámbito educativo hay que hacer esfuerzos todavía para reconocer la diversidad de la sociedad, hay que pedirle a la fiscalía que actúe de manera decidida contra cualquier delito de odio.

Uno de los problemas que tenemos en España, es que los delitos de odio que se generaron para proteger a las minorías, para ser protegidos de las mayorías o incluso de los estados, se está manipulando. El delito de odio, está precisamente pensado para proteger, por ejemplo a las personas con una orientación sexual diversa, y probablemente también habrá que esforzarse mucho en mejorar la acción preventiva de la policía, en este sentido se necesita una policía que sea capaz de prever o contemplar allí donde se puede producir una agresión para evitar que la misma se produzca es importante.

A tenor de los resultados que le comentaba anteriormente y los que va publicando el Observatori contra la Homofòbia, que tampoco son buenos, ¿podemos afirmar que se está echando marcha atrás?
No creo que sea marcha atrás, sino que fruto de los avances, los sectores más carcas y más machistas de la sociedad, reaccionan, o sea, cuando la cuestión homosexual estaba en el armario, la necesidad que tenían estos grupos de reaccionar era menos, cuando se ha normalizado, cuando es habitual ver a jóvenes del mismo sexo cogidos de la mano, o besarse, cuando incluso la presencia en los medios de comunicación de la cuestión gay es muy normal, aquellos sectores minoritarios que no aceptan esa realidad, reaccionan, quizás, de la única manera que saben que es de manera violenta.

El repunte de la violencia contra la comunidad LGTBI, tiene que ver con el éxito del matrimonio igualitario

En el fondo, ese repunte de la violencia contra la comunidad LGTBI, tiene que ver con el éxito del matrimonio igualitario y con el éxito de la normalización de la cuestión LGTBI en nuestra sociedad, seguramente sin ese éxito, hoy no tendríamos esa reacción minoritaria violenta, que hay que trabajar para que los prejuicios que todavía existen y los violentos que aún están, sean aislados y caiga sobre ellos el peso de la ley, y que también la prevención a través de la educación vaya mejor.

Hemos buscado datos, y hemos encontrado que el 80% de las personas trans*, no acceden al mercado laboral. ¿Se puede hacer alguna ley o activar alguna medida para sacar a este colectivo de la pobreza?

Este es otro colectivo, que en los últimos años ha empezado a ver reconocida su existencia en la sociedad, y en la que las políticas públicas empiezan a tener preocupación.

El Periòdico

En materia de no discriminación en el empleo, la normativa comunitaria, nos da un margen importante de actuación, en el marco de la responsabilidad social de las empresas, se pueden hacer iniciativas en materia de reconocimiento del colectivo LGBI en las empresas, y probablemente también necesitamos en este asunto concreto mayor información y formación al conjunto de la ciudadanía dónde si existen prejuicios en relación a la comunidad LGTBI, en relación a la comunidad trans, es más evidente que esos prejuicios existen.

Yo soy optimista, vivimos y vamos a vivir en sociedades dónde la diversidad es más aceptada con normalidad y la mayoría de los niños y de los jóvenes, cuando sean adultos, yo estoy seguro que van a tener una actitud no tan solo más tolerante, sino que van a ponerle más valor a esa convivencia con personas que tienen opciones vitales distintas.

Una de las principales denuncias que hace el colectivo LGTBI va entorno al acoso escolar: ¿Se puede hacer algo para evitar el acoso escolar?, ¿Qué se puede hacer desde la política para evitar el acoso escolar? O si ya se está haciendo, ¿Qué se está haciendo mal?
Seguramente, esos casos han pasado siempre y ahora en cambio, dan visibilidad. En segundo lugar, esa misma reacción de algunos sectores que no aceptaron esa cuestión de la normalidad de la cuestión LGTBI, se expresa a través de padres que seguramente en su casa expresan comentarios con sus hijos que luego explican esas actitudes, y ahí lo que hay que hacer es trabajar conjuntamente con la comunidad educativa, hay que trabajar con maestros, con las AMPAS y con los estudiantes, para crear un clima de aceptación de la diversidad de reconocimiento de las necesidades específicas y de rechazo de cualquier actitud discriminatoria y de rechazo absoluto de cualquier actitud violenta.

Hay que trabajar con maestros, con las AMPAS y con los estudiantes, para crear un clima de aceptación de la diversidad.

En el caso de Catalunya, el Departament d’Ensenyament de la Generalitat, tiene un papel muy relevante para combatir este tipo de prácticas, que insisto, creo que forman parte del éxito. En cualquier cambio social de fondo, que sea, podemos decir, revolucionario, y en esta materia estos 30-40 años, hemos sido revolucionarios, hay siempre intentos de los sectores contrarios, a la consolidación de esos cambios sociales, esas revoluciones sociales, y a menudo, esas actitudes que hoy aparecen, expresan esa reacción contra la revolución que se ha producido.

Fotografía de Daniel Cortés

¿Hay que hacer educación de género como reivindican algunos sectores de este país, o esto es un invento que se han sacado para intentar solucionar el problema?
Hay que hacer una educación que reconozca la diversidad, la diversidad de opciones, y que reconozca además que los estereotipos en los que hemos organizado, a veces, en nuestra sociedad son parte del pasado. Vivimos en sociedades mucho más complejas, y en el tránsito, a esa sociedad más compleja, vamos a tener problemas de aquellos que reaccionan en contra de estos cambios y de todas estas revoluciones.

¿Qué opinión tiene Carles Campuzano de una acción como el autobús de Hazte Oír?
Forma parte de esas acciones reaccionarias, frente a una revolución que tiene éxito y que expresan el fracaso de todos aquellos que intentan evitar el reconocimiento de igualdad de derechos. Ese autobús tiene el rechazo mayoritario en la sociedad, y creo que en su pretensión de ir en contra de esa comunidad ha fracasado totalmente.

Por suerte, la mayoría de la sociedad ha hecho de esa revolución, su revolución, por tanto, los reaccionarios son pocos, cada vez van a ser menos y cada vez van a tener menos influencia.

El Mundo

 

Comparte este artículo con tu gente

Marc Guallar

Comunicador desde muy joven.
Me encargo de la edición de las secciones de Opinión y Actualidad de la Revista Young. Informar, acercar la opinión al resto, desde un medio independiente y plural, un reto alucinante para los tiempos que estamos viviendo. ¿Lo seguimos junt@s?

Agregar comentario

  • Responsable YOUNG España
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://revistayoung.es/aviso-legal/.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.